Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albiol denuncia que un guardia no la atendió en valenciano

La diputada de EUPV presentará una queja ante Subdelegación del Gobierno en Castellón

La diputada de Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) en las Cortes Valencianas Marina Albiol anunció este sábado que presentará una queja ante la Subdelegación del Gobierno en Castellón por un incidente ocurrido el pasado viernes,cuando iba a presentar unos documentos ante esa institución. La parlamentaria considera que sufrió “una clara discriminación” cuando un agente de la Guardia Civil le insistió en que hablara en castellano porque no entendía el valenciano.

En un comunicado, Albiol señaló que los hechos ocurrieron en la sede de la Subdelegación del Gobierno en Castellón, cuando comunicó a un agente que se dirigía al Registro, con la intención de presentar alegaciones de su coalición a las prospecciones petrolíferas cerca del paraje de las islas Columbretes. El guardia, según la parlamentaria de EUPV, respondió que no la entendía y que “hablara en castellano”.

“Me respondió que no me entendía y que le hablara en castellano. Yo se lo repetí en valenciano, más despacio, pero él insistió en que lo hiciera en castellano”, explicó la diputada. A su juicio, esta situación “no puede repetirse continuamente como desgraciadamente ocurre”. Por ello, Albiol anunció que presentará una queja ante la Subdelegación del Gobierno.

“Tenemos derecho a expresarnos en nuestra lengua y a que nos entiendan en la Administración”, señaló. La diputada lamentó que “estas agresiones a los valencianohablantes son frecuentes y las padecen cada día un gran número de valencianos”.

“No hay que callar”

“No tenemos de callarnos”, recalcó Albiol. “No puede ser que nos sintamos como el personaje del Tio Canya”. En este sentido, recordó que el valenciano es una lengua oficial “y eso quiere decir que es la lengua de las administraciones y las instituciones, y estas la tienen que tener como vehículo normal de comunicación”.

La parlamentaria de Esquerra Unida añadió que los ciudadanos han de poder usar el valenciano y que les respondan en esa lengua cuando realizan trámites con las instituciones públicas. En el caso que generó su queja el agente ni siquiera la entendía, por lo que quiso que la parlamentaria cambiara de lengua. “Es muy triste tener que recordar esto continuamente”, concluyó la diputada.