Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP carga contra la AVL por asumir que valenciano y catalán son la misma lengua

Castellano afirma que el organismo "pierde su razón de ser" con el 'Diccionari Normatiu Valencià'

El respeto del partido mayoritario en las instituciones valencianas, el PP, a un organismo recogido en el Estatut d'Autonomia como la Acadèmia Valenciana de la Llengua se disipó cuando la entidad normativa ha confirmado en su diccionario lo que ya había dicho en anteriores dictámenes: que el valenciano y el catalán son una misma lengua. El secretario general del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV), Serafín Castellano, afirmó este sábado que la Acadèmia “pierde su razón de ser” con la definición incluida en su Diccionari Normatiu Valencià que ve “compatibles” las denominaciones de valenciano y catalán. Según Castellano, que es también consejero de Gobernación y Justicia, con esa definición “se enfrenta al sentimiento de la mayoría del pueblo valenciano”.

El hecho de que el Diccionari Normatiu Valencià defina el “valenciano” o “llengua valenciana” como una lengua románica que se habla en la Comunidad Valenciana, Cataluña, Baleares y otros territorios y que puede recibir también el nombre de “catalán”, ha contrariado a los populares, que tratan de reactivar un discurso identitario de enfrentamiento.

En un comunicado, el secretario regional del PP criticó que el Diccionari “equipare valenciano y catalán” y efectuó una lectura restrictiva del artículo 6 del Estatut d’Autonomia en el que se recoge que “nuestra lengua es el valenciano”. En opinión de Castellano, “al equiparar el valenciano y el catalán, la AVL pierde todo su sentido, porque se creó precisamente para defender la personalidad de nuestra lengua, al igual que las academias de otras comunidades autónomas bilingües”.

Tras preguntarse “para qué sirve la AVL si no es capaz de defender nuestra lengua”, Castellano añadió que el PPCV no va a “permitir intrusiones ni ataques” a las “señas de identidad” de los valencianos, a aquello que les “define como pueblo” y atañe a su “historia e idiosincrasia”. En su condición de consejero del Gobierno de Alberto Fabra, Castellano es artífice de un proyecto de ley que pretende reducir el número de miembros de la Acadèmia replanteando el pacto que permitió su creación.