Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 100 familias siguen sin agua en Jerez cuatro días después de los cortes

El Consistorio, que privatizó la gestión, envía a los afectados a los servicios sociales

María José García Pelayo, alcaldesa de Jerez. Ampliar foto
María José García Pelayo, alcaldesa de Jerez.

El suministro de agua sigue cortado para más de 100 familias de Jerez, incapaces de pagar el recibo de este bien básico. Aqualia, la empresa que gestiona el abastecimiento desde que el gobierno local del PP lo privatizó en abril de 2013, inició la semana pasada —de lunes a jueves— una campaña de suspensión del servicio en las viviendas que acumulan facturas pendientes. En cuatro días, se cerró el grifo para más de 200 abonados de la zona centro, norte y rural de Jerez.

Cinco jornadas después de la oleada de cortes, más de un centenar de familias siguen sin abastecimiento. Según datos aportados por la dirección de Aqualia en Jerez, hasta la tarde de este lunes, 94 personas han recuperado el suministro “tras pagar los atrasos o negociar el aplazamiento de la deuda en varios meses”. Para recuperar el agua, han debido afrontar, además, una tasa de reconexión que ronda los 60 euros. Cantidad que cuando el servicio era municipal el Ayuntamiento sólo cobraba si el contribuyente tardaba más de cuatro días en abonar el atraso. Además, según extrabajadores de la empresa municipal Aguas de Jerez, antes de la privatización la deuda se reclamaba varias veces por carta, vía telefónica y hasta en persona.

Desde Aqualia confirman que ninguna de las familias que ha afrontado las cantidades requeridas por la empresa ha recibido ayuda económica del Ayuntamiento. Cuándo intervendrá el Consistorio sigue siendo una incógnita. La alcaldesa de Jerez, María José García Pelayo (PP), se ha comprometido a atender a las familias afectadas, pero no concreta cuándo.

El gobierno local anunció este lunes en un comunicado una próxima reunión con la adjudicataria “para tener información directa de los afectados”. Mientras, la secretaria general del PP en Jerez y delegada del equipo de gobierno, Lidia Menacho, asegura que el área de Bienestar Social “mirará la necesidad de cada una de las familias”. “Se analizará cuál es el impago para bonificarle tanto el recibo como el reenganche”, explicó ayer Menacho. “No debe haber problema de ningún tipo para las familias que acudan a los servicios sociales y se demuestre que efectivamente están en una situación de especial vulnerabilidad”, añadió la delegada municipal de Bienestar Social, Isabel Paredes, quien ayer decía desconocer cuántas familias permanecían sin abastecimiento.

El gobierno de Sanlúcar pagará luz, agua y gas a los vecinos sin recursos

Tras la oleada de cortes registrada en Jerez, otros municipios cercanos han decidido ampliar la cobertura social. El Ayuntamiento de Sanlúcar (PSOE) aprobó este lunes en pleno una partida de 250.000 euros para garantizar el pago completo de los recibos de luz, agua y gas de familias con dificultades económicas severas. Por su parte, el Consistorio de Jerez avanza que reforzará la campaña informativa para recordar que ya bonifica el 95% del recibo del agua para los vecinos vulnerables que lo soliciten, 1.700 en el último año, frente a los más de 7.000 que, según Aqualia, tienen dificultades para pagar y las más de 6.000 facturas renegociadas en los últimos ocho meses. El Consistorio jerezano intenta desvincular la actuación de Aqualia de la pasada semana de la externalización del servicio y recuerda que cuando el suministro estaba gestionado desde lo público se llegaron a producir 2.710 interrupciones en el abastecimiento solo en 2010. Pese a este dato, los técnicos municipales más veteranos no recuerdan una oleada de cortes semejante a la de los últimos días.

Desde la Coordinadora en Defensa de la Gestión Pública del Agua, su portavoz, Francisco López, recuerda al Ayuntamiento que aunque haya decidido concesionar este bien básico a una empresa privada, la competencia del agua sigue siendo municipal. “El vínculo tiene que ser directo entre el ciudadano y la Administración titular del servicio”, recalca López.

Asimismo, desde las filas socialistas han solicitado a la alcaldesa, María José García Pelayo, que establezca el servicio “con urgencia” y lamentan “la falta de sensibilidad y solidaridad” hacia la situación en la que se encuentran estos vecinos. Además, exigen al equipo del PP que dé explicaciones sobre la supervisión que hace el Ayuntamiento de la gestión del servicio a través del anunciado órgano de control y seguimiento.