El Palau elimina todo el ‘trencadís’

Las constructoras retirarán al completo el revestimiento de la ópera en las obras de emergencia CACSA alertó a Calatrava de las dificultades de poner la tesela sobre acero

Cubierta del Palau de les Arts, en Valencia, con parte del revestimiento cerámico arrancado ante el riesgo de caída.
Cubierta del Palau de les Arts, en Valencia, con parte del revestimiento cerámico arrancado ante el riesgo de caída. MÒNICA TORRES

El plan inicial era retirar el revestimiento cerámico de las partes más susceptibles de desprenderse y de las zonas de acceso público para poder abrir las puertas el 10 de febrero y estrenar la ópera L’italiana in Algeri, de Rossini, el 23 de febrero. Ahora se ha decidido eliminar prácticamente todo el trencadís que recubría la cúpula de acero del Palau de les Arts, cerrado a los espectadores desde que el 26 de diciembre se cayó un trozo de mosaico. Así lo han confirmado fuentes de la Generalitat.

Los trabajos se están acometiendo a un gran ritmo. Cualquier transeúnte que se acerque al teatro de la ópera valenciano puede observar cómo han aflorado enormes superficies de gris metálico al arrancar buena parte de los 8.000 metros cuadrados de mosaico blanco. Su aspecto actual, a medio camino de su reparación, guarda ciertas semejanzas al del casco de un barco desvencijado, que ha perdido su lustre. El gigantesco tamaño del edificio diseñado por Santiago Calatrava amplifica las huellas de sus desperfectos.

Son numerosas las plataformas elevadoras, las sierras radiales, las grúas y las máquinas que están operando en el Palau de les Arts en lo que iba a ser una intervención de emergencia, según anunció en su momento la Generalitat. Sólo el rodaje de la superproducción de Disney Tomorrowland en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, complejo arquitectónico donde se enclava el coliseo, ha ralentizado los trabajados alguna jornada.

Al ritmo actual, no será necesario instalar las grandes redes metálicas previstas que debían prevenir cualquier caída de cascotes. No quedará ningún rastro del trencadís, al menos en su fachada. Desde CACSA ya se advirtió de la dificultad de adherir el revestimiento cerámico a la cúpula de acero durante la construcción del Palau, si bien fuentes oficiales aseguran que no llegó a haber informes técnicos. El desprendimiento del 26 de diciembre pudo haber causado una verdadera desgracia porque cayó sobre el umbral de la puerta de acceso al auditorio superior. Un alto cargo de la Generalitat pasó por esa zona minuta antes de la caída. Dentro, ensayaban músicos valencianos para un concierto de Navidad

Ahora, el problema radica en buscar una solución definitiva. La constructora (la UTE formada por Dragados y Acciona) y el despacho de Calatrava, que se han comprometido a correr con los gastos de la intervención, deben consensuar con la Generalitat una alternativa este año. Mientras tanto, se deberá pintar la bóveda de metal. El Instituto Tecnológico de la Construcción (Aedico), responsable del informe que aconsejó retirar el trencadís y alertó del peligro de colapso, aconsejó pintarlo de blanco.

Dentro de la ópera, los músicos de la orquesta ya han vuelto de su gira con Zubin Mehta por China con un buen balance de crítica y público. De hecho, se está negociando llevar a China cuatro montajes en los veranos de 2014 y 2015, lo que aliviaría algo la incertidumbre de la plantilla, cuyo expediente de regulación de empleo se ha encallado. Los más de 3,2 millones de euros que cuesta al año la apertura y mantenimiento del edificio pesan como una losa sobre un presupuesto muy justo. El continente sigue condicionando el contenido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS