Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xavier Trias, partidario de llevar al Constitucional la reforma local

La norma fija los salarios máximos en los ayuntamientos a 15.000 euros

El alcalde de Barcelona supera la cifra y es el político mejor pagado de Cataluña

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, se mostró ayer partidario de llevar al Tribunal Constitucional la ley de reforma local aprobada por el Gobierno central por considerar que invade competencias de las autonomías, como el hecho de marcar el máximo que pueden ganar los miembros de las corporaciones locales.

En una entrevista concedida al canal 3/24-TV3, Trias criticó que sea el Ejecutivo central, a través de la reforma local, el que determine los salarios que se cobran en los Consistorios sin tener en cuenta parámetros, por ejemplo, como el coste de vida de cada ciudad. “Cumpliremos la ley que sea pero, si es por mí, la llevaría al Constitucional y creo que el Gobierno central perdería. No discuto los sueldos sino las competencias”, ha dicho.

Trias es el político mejor pagado de Cataluña, con unos ingresos en 2012 de 143.708 euros, cifra que dobla al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy (72.600 euros). Artur Mas, presidente de la Generalitat, debía cobrar 144.030 euros en 2012, aunque como el resto de su Gobierno renunció a una paga dentro de las políticas de ajuste.

La recién aprobada Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, más conocida como reforma local, establece que deben ser los Presupuestos Generales del Estado los que determinen anualmente el máximo total que pueden percibir los miembros de las corporaciones locales.

En esta línea, el Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes los límites de las retribuciones de los miembros de estas corporaciones, que fija en 100.000 euros al año el sueldo máximo que podrá cobrar un alcalde