Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta compensará el recorte en los fondos de desarrollo rural

Las organizaciones agrarias rompen el consenso andaluz al valorar el acuerdo

Susana Díaz y Elena Víboras, con los representantes de los agricultores. Ampliar foto
Susana Díaz y Elena Víboras, con los representantes de los agricultores.

La Junta va a compensar el recorte en los fondos de desarrollo rural que el Gobierno de la nación ha realizado en el reparto de la nueva Política Agraria Común (PAC). El presupuesto para el periodo 2014-2020 es de 211 millones de euros, como admitió el propio ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete. Pero la presidenta de la Junta, Susana Díaz, garantizó ayer a las organizaciones agrarias y a las cooperativas que “no va a haber problema” para compensar los fondos que dejen de llegar a Andalucía.

En el marco anterior, el programa de desarrollo rural se financiaba un 75 % desde Europa y el 25% restante se cofinanciaba entre Gobierno (40%) y Junta (60%), pero ahora los porcentajes del Ejecutivo central y el andaluz han variado. La Administración central pone un 30% y la andaluza, un 70%. De esta manera, la consejera de Agricultura, Elena Víboras, admitió que la Junta debe aumentar su aportación en 47 millones hasta alcanzar los 331 millones ante la rebaja del ministerio. Con el nuevo reparto, Andalucía pasa del 26,5% al 23% en fondos de desarrollo rural. “No hay ninguna fórmula ni criterio objetivo que explique por qué la única que sale perdiendo de las 17 comunidades es Andalucía”, dice Víboras.

Los 52 grupos de desarrollo rural que hay en Andalucía sufrirán este recorte. “Con menos recursos alguno de los grupos puede peligrar”, señaló José Luis Bergillo, presidente de la Asociación Rural de Andalucía y del grupo de la Subbética cordobesa. Sin embargo, tanto la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, como la patronal agraria Asaja recordaron que en Andalucía aún quedan por ejecutar 600 millones del anterior marco y que se perderán si no se emplean.

La presidenta de la Junta se reunió ayer con el sector agrario andaluz apenas tres días después de que el Ministerio de Agricultura acordase la nueva distribución de ayudas agrarias de la PAC. Según la Junta, este reparto supone que la comunidad tendrá un recorte de 418 millones en los próximos seis años, una cifra que COAG y UPA elevan a los 550 millones. El encuentro sirvió para constatar la ruptura del consenso que el sector agrario andaluz tenía antes de la conferencia sectorial de Madrid.

Mientras UPA y COAG insisten en que se ha realizado un “reparto político” de las ayudas y anuncian que mantendrán las movilizaciones para reclamar lo que debe, la patronal agraria Asaja y las cooperativas de Faeca se han alineado con las tesis del Gobierno central. “Se ha evitado una hecatombe; viniendo de donde veníamos estamos ante un resultado mejor de que hubiéramos soñado”, señaló el presidente de Asaja, Ricardo Serra. Mientras que el vicepresidente de Faeca, Pablo Carazo, indicó que la reforma es “positiva aunque no ha sido rematada”.