Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salir al escenario para aprender inglés

La compañía Interacting, que representa obras participativas en colegios, llega al teatro Cofidis

El objetivo es que, además de divertirse, los niños ganen confianza al hablar en otro idioma

Representación de una escena de 'Lost!'. Ampliar foto
Representación de una escena de 'Lost!'.

El clásico juego de la búsqueda del tesoro, que ha pasado de generación en generación, da el salto al teatro. En Lost! los actores invitan a los niños no solo a asistir al espectáculo, sino también a salir al escenario para ayudarles a superar los obstaculos y descifrar las pistas que aparecen a lo largo del camino. La complicación añadida es que todos los mensajes están escritos en inglés. El objetivo de la compañía de teatro educativo Interacting se resume en divertir al público y, de paso, agudizar su ingenio para que aprenda otro idioma.

“Todo se puede aprender a través de juegos”, dice Ed Cousins, director y cofundador de la compañía, que lleva 25 años impartiendo talleres interactivos y representando obras de teatro participativo en inglés para niños de varias edades en centros educativos de toda España. Ahora han dado un paso más allá y estrenan en el teatro Cofidis de Madrid (en cartel hasta 15 de febrero) con una propuesta diferente.

La obra es la misma que ya vienen representando desde 2009 en colegios, para niños de tres a ocho años, pero han tenido que adaptarla al nuevo espacio. Para aprovechar la amplitud del teatro, usan más objetos y paneles en la composición del escenario. Asimismo, han hecho pequeñas alteraciones en el guion, cuenta la actriz irlandesa Ellen Buckland: “Ahora invitamos al público, por eso hemos metido algunos chistes para que les mole también a los padres”.

Los actores invitan al público a participar en la construcción de la historia, por lo que trabajan improvisando

La idea de la compañía, explica Buckland, es transformar a los espectadores en protagonistas para que ganen confianza al hablar inglés. Los actores invitan a varios niños del público a salir al escenario y participar directamente en la construcción de la historia, por lo que trabajan improvisando. Para representar a Lost! en el Cofidis, han tenido que planificar mejor las acciones y el desarrollo de la obra, aunque el guion sigue siendo bastante flexible.

“Sí, hay cosas que son predefinidas, pero la obra depende totalmente de cómo son los niños, si nos dan algo, y si quieren cambiar alguna cosa, les dejamos hacerlo. Aunque siempre vamos a encontrar un tesoro y siempre va a terminar todo bien para los personajes”, dice la actriz.

El público que acude al teatro tiene niveles variados de inglés, sin embargo, todos parecen enterarse de lo que pasa y contestan al unísono a las preguntas de los actores –preparadas, sobre todo, para repasar conceptos básicos del idioma y el vocabulario–. Ed Cousins explica que “es todo muy visual”; la escenografía y los sonidos ayudan a ambientar al espectador y componer el sentido de la historia. Buckland señala, además, que los actores “siempre tienen que pensar en lo físico, hacer gestos para que se enteren los que no entienden las palabras”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram