Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

700 socios se unen para exigir 33 millones

Los ahorradores piden que su deuda sea preferente en el concurso de acreedores

Los socios de Fagor Electrodomésticos afectados por el impago de los ahorros que invirtieron en la cooperativa mediante aportaciones voluntarias y préstamos mercantiles han constituido este lunes en Mondragón la asociación Ordaindu con el fin de “unir fuerzas” y lograr el cobro de una cifra total que ronda los 88 millones que “Fagor tiene retenida por este concepto”, según afirmó su presidente, Mikel Olabe.

Este colectivo reunió a unas 500 personas, aunque representa a casi 700 socios que depositaron 32,4 millones de euros en la cooperativa, que ahora se encuentra en concurso de acreedores. A estos se suman otros 300 socios agrupados en la asociación Eskuratu, formada por trabajadores de la planta de Edesa, en Basauri.

Ordaindu ha decidido presentar una reclamación ante los administradores concursales de Fagor Electrodomésticos para que la deuda que esta compañía tiene contraída con los socios sea considerada como “preferente”, y no ordinaria, como figura en el proceso concursal. De este modo, pretenden que los socios que realizaron aportaciones voluntarias y préstamos mercantiles tengan prioridad en el momento de saldar las deudas con los acreedores al final del procedimiento concursal.

Los miembros de la asociación también exigieron a los administradores concursales de Fagor que se corrijan los errores encontrados en las aportaciones que figuran en el listado de afectados por este producto, y que se abonen los intereses correspondientes a los dos semestres de 2013, que totalizan 641.000 euros y 654.000 euros, respectivamente.

Olabe incidió en que la Corporación Mondragón (antes MCC) “debe crear un fondo a través del cual Fagor Electrodomésticos haga frente a las peticiones de rescate de los ahorros de sus socios”. Este representante ya advirtió en una comparecencia en el Parlamento, en noviembre pasado, de que la situación que padecen los socios de Fagor supone un “toque de atención” para el resto de compañías de Mondragón, porque en otras cooperativas “hay socios que están pidiendo rescates de las aportaciones voluntarias”, aunque “las direcciones están haciendo filigranas para no pagar”.

Durante la asamblea celebrada este lunes, los miembros de Ordaindu acusaron a Fagor Electrodomésticos de “incumplir todos los convenios” para no permitir la recuperación de las aportaciones, lo que a juicio de Olabe ha supuesto “un timo” a los socios. Ordaindu tenía previsto reunirse esta semana con Txema Gisasola, aunque su dimisión como presidente de la Corporación Mondragon impedirá esta cita.

Ante la marcha del principal responsable de MCC, Olabe señaló que el cooperativismo “tiene que abrir un profundo debate sobre su modelo de futuro” y decidir entre “ser un holding capitalista o apostar por un sistema democrático con la participación de todos los socios”. El presidente de Ordaindu también abogó por abordar un proceso “abierto y participativo” entre toda la masa trabajadora de Mondragón en la elección del sustituto de Gisasola. En este sentido, propuso hacerlo mediante “sufragio universal” de los socios.