Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JORGE BELLVER | Portavoz del Grupo Popular en las Cortes

“Al tripartito solo le une el odio al PP”

"La única previsión que tengo es reducir el número de diputados de 99 a 79 en Cortes", dice el portavoz parlamentario popular"

El portavoz parlamentario del PP en las Cortes, Jorge Bellver.
El portavoz parlamentario del PP en las Cortes, Jorge Bellver.

Jorge Bellver (Alfara del Patriarca, 1965) sustituyó en octubre de 2012 a Rafael Blasco, imputado por el fraude de las ayudas a la cooperación, como portavoz del Grupo Popular en las Cortes Valencianas. Su despacho actual presenta un aire desangelado. Lleva en política desde 1987 —fue edil en su pueblo un mandato y luego creció al lado de Rita Barberá en el Ayuntamiento de Valencia hasta obtener el acta de diputado en 2011— pero mantiene las paredes desnudas. Unas pocas fotos son el único rastro visible de que ocupa el despacho de portavoz. Es tan fiel a los argumentarios del PP como apasionado de la política.

Pregunta. ¿Qué podemos esperar de un Parlamento que entra ya en fase preelectoral?

Respuesta. Lo que podemos esperar es que siga reflejando la opinión del pueblo valenciano. El Grupo Popular va a seguir respaldando al Consell que aplica las políticas que defiende el PP.

P. El presidente Alberto Fabra ha repetido últimamente que se ha legislado demasiado y que su pretensión es reducir el entramado legislativo valenciano. ¿Comparte esa opinión?

R. Sí, en estos momentos todas las consejerías tienen la instrucción del Consell de simplificar el paquete legislativo autonómico. Esta será una de las cuestiones que marcarán el próximo periodo de sesiones.

P. Hace dos años el Consell estaba obsesionado por batir el récord de leyes aprobadas. ¿Qué ha cambiado?

R. En las autonomías ha existido un movimiento reflejo y cuando una comunidad legislaba sobre una materia, el resto también lo hacía. Además, hemos tenido años de gran crecimiento económico y se intentaban regular las nuevas situaciones planteadas. Lo que se ha visto ahora, en todas las autonomías, es que el exceso de legislación, en vez de mejorar el funcionamiento de algunos sectores, ha complicado su funcionamiento.

P. Desde 2011 hay una reforma del Estatut —para mejorar las inversiones del Estado— pendiente de tramitar en el Congreso de los Diputados y ya la han aplazado dos veces. ¿Cuándo tiene previsto defenderla en Madrid?

R. La única previsión que tengo es llevar adelante la propuesta de modificación del Estatut para reducir el número de diputados de 99 a 79 en las Cortes Valencianas. Hasta que no tenga lugar ese debate y se pronuncie la oposición, sobre todo el PSPV, no va a haber ninguna defensa de modificación estatutaria en el Congreso de los Diputados.

P. ¿Y eso no es contradictorio con la urgencia por mejorar la financiación y la inversión estatal?

“Las consejerías tienen instrucciones de simplificar la legislación”

R. En absoluto. Entiendo que la oposición haga demagogia porque saben que el nuevo modelo de financiación se aprobará en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, donde están representados todos los Gobiernos autonómicos, en una negociación multilateral y no en una negociación bilateral. Lo que intenta la oposición llevando iniciativas al Congreso para mejorar la financiación valenciana es marear. Nosotros planteamos el déficit asimétrico y salió adelante, se pide que el nuevo modelo se base en las personas y no en los territorios y Cristóbal Montoro ha hecho suyo el criterio y se ha explicado que la Comunidad Valenciana está infrafinanciada y el Gobierno lo ha asumido.

P. ¿Entonces acabará esta legislatura sin que se tramite la reforma de 2011?

R. Hasta que no se discuta la reducción de diputados en las Cortes no me voy a pronunciar.

P. Con la mala imagen que arrastran los políticos ¿cómo es posible que el presidente de las Cortes, Juan Cotino, renuncie a la plena dedicación [para cultivar caquis]?

“En el grupo no hay sobresueldos. Se pagan asignaciones por responsabilidad”

R. Lo que hay que pedir a los políticos es que hagan bien su trabajo y que se equivoquen lo menos posible. A partir de ahí, hablar de compaginar actividad pública y privada, es otro debate. Hay Parlamentos que han decidido que eso sea así, sistemáticamente [el PP en Castilla-La Mancha], y en todos los grupos hay gente que compagina la actividad pública y privada y eso no resta su capacidad.

P. ¿Pagan sobresueldos a sus diputados al margen de las asignaciones fijadas por la Cámara?

R. No hay sobresueldos. Lo que se paga en el Grupo Popular son asignaciones por responsabilidad. No es lo mismo dirigir un grupo parlamentario de 54 diputados que otro de cinco. Los diputados y senadores del PSPV-PSOE cobran por formar parte de la dirección de sus grupos parlamentarios en el Congreso y el Senado, por eso les acuso de hipocresía.

“La oposición no me puede dar lecciones con los imputados”

P. ¿Y no sería más sensato que eso estuviese incluido en las tablas retributivas de la Cámara?

R. Puede ser, pero creo que no es el momento de llevar a las Cortes esta modificación. Las asignaciones, por responsabilidad, hoy las paga el Grupo Popular de su dinero.

P. Su grupo tiene ahora ocho diputados de 54 imputados por corrupción. ¿No es un desgaste excesivo?

R. El presidente Fabra ha tomado unas decisiones de ejemplaridad contra la corrupción que no ha tomado nadie y eso es lo que hay que respetar. Estoy harto de que la oposición me hable de los imputados, como si eso incapacitase a las personas para desarrollar su actividad. En cambio, no pasa nada cuando IU tiene a su portavoz en el Parlamento de Asturias [Ángel González] acusado [por fraccionar contratos como consejero en 2010]. La oposición hace un uso demagógico de las imputaciones. Ellos hacen lo mismo que el PP o peor. No me pueden dar lecciones.

P. ¿Y cuando ve la fotografía de su antecesor y exconsejero Rafael Blasco sentado en el banquillo, no tiene la sensación de que algo han hecho mal?

R. Aquí existe división de poderes y desde el tripartido se intenta trasladar la idea de que este sistema no funciona cuando gobierna el PP. La corrupción es incompatible con un sistema democrático donde funciona la división de poderes y el sistema funciona. Hemos de dejar que la justicia actúe. Es el juez quien decide si una actuación es ilegal.

P. ¿Se quejan los militantes del PP por el cierre de RTVV y la ley del aborto?

R. He acudido a los municipios donde hemos sido el partido más votado pero no gobernamos y lo que detecto es que los tripartitos son caóticos y no hacen lo que dicen en las Cortes. La gente está muy motivada. No hay quejas ni sobre el cierre de RTVV ni sobre la ley del aborto. Piden que se cree empleo y que se mejore la economía.

P. ¿Las camisetas y las redes sociales han cambiado la manera de hacer política?

R. No. Lo que ha cambiado la manera de hacer política es el insulto, la mentira y la falta de respeto institucional. Esa es la decisión que han adoptado el PSPV, EUPV y Compromís. Esa es su responsabilidad. Lo único que une al tripartito es el odio al PP. A partir de ahí no les une nada más.

P. ¿Extremadura, donde el PP gobierna con IU, les rompe el discurso?

R. No es una situación comparable. A mi lo que me interesa es lo que dicen en las Cortes.