Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

En libertad con cargos los siete detenidos en las protestas de apoyo a Gamonal

Las protestas de Valencia y Alicante terminaron con disturbios

Los arrestados están acusados de atentado a la autoridad y desórdenes públicos

Los amigos de uno de los detenidos le abrazan a la salida de la Ciudad de la Justicia de Valencia. Ampliar foto
Los amigos de uno de los detenidos le abrazan a la salida de la Ciudad de la Justicia de Valencia.

El padre de uno de los jóvenes detenidos, abrazaba a su hijo de 22 años este sábado emocionado al verle salir de los juzgados de guardia en la Ciudad de la Justicia de Valencia. La última noticia que tenía de su hijo, la noche del viernes, fue que se dirigía a la estación para coger el tren de vuelta a casa. Pero no llegó. Los siete detenidos (cuatro en Valencia y tres en Alicante) en las protestas de apoyo a los vecinos del barrio burgalés de Gamonal, han sido puestos en libertad con cargos tras declarar en los juzgados.

Cerca de un centenar de personas ha aplaudido al grito de Llibertat detinguts [libertad detenidos] en una concentración en la Ciudad de la Justicia de Valencia que ha aguantado estoicamente bajo la lluvia toda la mañana. Muchos de los asistentes habían participado en las movilizaciones del pasado viernes, que acabaron con lanzamiento de piedras, cerca de 20 contenedores quemados y pintadas por la ciudad, según fuentes policiales.

Las tres personas detenidas en la protesta de Alicante, que congregó a unas 200 personas, han sido puestas en libertad tras declarar en el Juzgado de Instrucción número 4 de la ciudad. La juez ha abierto una causa contra ellos por desórdenes públicos según fuentes del Tribunal Superior de Justicia valenciano.

En Valencia, cerca de 1.000 personas acudieron a la manifestación, que discurrió por distintos barrios de la ciudad. Los cuatro detenidos, tres hombres y una mujer, han quedado también en libertad acusados de atentado a la autoridad y desórdenes públicos. Este mediodía, iban saliendo de la Ciudad de la Justicia de Valencia, tras declarar ante el Juzgado de Instrucción número 11 de la ciudad.

“Iba andando de vuelta a casa cerca de la estación de autobuses en Valencia. La policía me dijo que parase, me acerqué y me detuvieron”, ha explicado uno de los detenidos, estudiante de 22 años que no ha querido dar su nombre. “Cuando fui a la manifestación en apoyo a Gamonal, pensaba que iba a ser completamente pacífica”. Los relatos de los demás detenidos eran similares.

Abel, estudiante murciano de 20 años, ha salido del juzgado sin cordones en las zapatillas. Se los habían quitado durante su arresto. “Apareció un furgón de camino a casa, nos persiguió y cuando nos cogió nos molieron a palos”, explicaba instantes después de su salida. Asistido por un abogado de oficio, Abel tiene intención de acudir al hospital para presentar un parte de lesiones.

“Caminaba con tres amigos por la calle de vuelta a casa. Se acercaron cuatro furgones, nos pararon, nos cachearon y se me llevaron solo a mí”, explicó Yolanda (30 años), vecina de Requena, que explicaba que no pudo llamar a su familia para avisarles de su detención y fue la policía quien contactó con sus amigos.