Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos d’Esquadra denuncian a los tres Reyes Magos de Sort

Un agente lleva ante el juez a los tres hombres que protagonizaron la cabalgata por insultarle

Los acusados lanzaron caramelos de forma “poco amistosa”

Los tres Reyes Magos de Sort en la noche de la cabalgata. Ampliar foto
Los tres Reyes Magos de Sort en la noche de la cabalgata.

Los tres Reyes Magos que la noche del pasado 5 de enero llevaron la ilusión a los niños de Sort y otros pueblos de la comarca del Pallars Sobirà tendrán que comparecer ante el juez de Tremp por una denuncia por haber faltado el respeto a un cabo de los Mossos d’Esquadra. El agente, que participaba en el dispositivo de seguridad de la cabalgata de forma voluntaria, denunció a los tres vecinos de Sort que encarnaron los personajes de Melchor, Gaspar y Baltasar porque, según el atestado policial, no solo le lanzaron insultos sino también caramelos de forma “poco amistosa”.

Los hechos se produjeron cerca de una rotonda de la carretera situada a la salida de la localidad, zona en la que había poco público porque la comitiva ya había desfilado por el centro urbano. “No escuché ningún insulto grave, pero sí vi que los Reyes iban algo contentos”, explicó ayer un vecino que colaboró con la organización de la cabalgata.

La cabalgata continuó con normalidad y fue al final del desfile cuando los Mossos abrieron diligencias penales contra Melchor, Gaspar y Baltasar por una falta de respeto a un agente de la autoridad y les denunciaron en el Juzgado de Tremp.

La policía catalana afirma desconocer los motivos que llevaron a los denunciados a mantener una actitud irrespetuosa contra el cabo. Lo cierto es que las relaciones entre mossos y vecinos de la comarca no son buenas desde el despliegue del cuerpo en la zona. En los últimos años han recibido muchas quejas de automovilistas por un exceso de controles de tráfico y sanciones.

Los tres jóvenes denunciados se disculparon al día siguiente, pero negaron que fueran ellos quienes lanzaran caramelos contra el agente ya que esa misión la desempeñan otros ocupantes de la carroza, muchos de ellos niños. El alcalde de Sort, Llátzer Sibís, ha reprobado los hechos y ha pedido disculpas a los Mossos d’Esquadra.