Tauroni: “Nunca le he dado dinero al señor Blasco”

El supuesto cabecilla del fraude intenta justificar trabajos para el proyecto de Nicaragua La fiscalía sostiene que son falsos y que supuestamente cobró una mordida de las ayudas

Augusto César Tauroni, durante su declaración en el juicio del 'caso Cooperación'.
Augusto César Tauroni, durante su declaración en el juicio del 'caso Cooperación'.JUAN CARLOS CÁRDENAS / POOL (EFE)

El empresario Augusto César Tauroni, considerado el supuesto cabecilla de la trama que desvió ayudas de Generalitat concedidas a proyectos de cooperación, ha sostenido esta mañana que se ofreció a ayudar a la Fundación Cultural y de Estudios Sociales (Fundación Cyes) con la idea de "ganar dinero". Tauroni, el único acusado del caso Cooperación que está en prisión, ha negado tener una relación especial con el exconsejero Rafael Blasco, cuya consejería aprobó las subvenciones defraudadas. "Nunca le he dado dinero al señor Blasco", ha sostenido Tauroni en la cuarta sesión del juicio que se celebra en el Tribunal Superior de Justicia valenciano.

Tauroni se ha presentado como un empresario que busca oportunidades para hacer negocio. "Facturar y ganar dinero es lo que yo intento hacer", ha afirmado. El acusado ha negado que el exconsejero de Solidaridad y Ciudadanía y exportavoz del PP en las Cortes, Rafael Blasco, le indicara en 2008 que se presentara a la convocatoria de ayudas para proyectos de desarrollo a Nicaragua. Finalmente lo hizo la Fundación Cyes, dirigida por el también imputado Marcial López, con el que contactó Tauroni. Según la investigación, le guió supuestamente en la tramitación de las ayudas por 1,8 millones de euros a cambio de una mordida del 25%. En Nicaragua solo se invirtieron 43.000 euros.

Según Tauroni, fue López quien le comentó lo de los proyectos de Nicaragua y él se ofreció a ayudar. "Él me dijo que se iba a presentar, le pregunté por su idea y me la explicó", ha expuesto. Luego, como es "empresario", intentó "proponer cosas". "Pensaba en qué podía hacer o vender a este hombre"; "le dije que si le podía echar una mano con lo que fuera, lo haría, para intentar ganar dinero", ha afirmado el acusado.

Tauroni ha intentado justificar el dinero que cobró de la Fundación Cyes por servicios que la investigación considera falsos. Según ha defendido el fiscal con el soporte de correos electrónicos y otros documentos del sumario, el empresario vistió con facturas falsas lo desviado de las ayudas a Nicaragua. A los recibos hechos en 2011 se les puso fecha de tres años atrás, algo que Tauroni ha achacado a un "error".

"No es capaz de decirme un solo trabajador que hiciera los trabajos [en Nicaragua]", ha resaltado el fiscal. "¿Qué trabajos hizo para Nicaragua?", ha insistido. Tauroni ha contestado que había que llevar agua "desde un punto más alto a un punto más bajo". También ha mencionado como gastos "mapas del ejército" y "un servicio de pago de Google".

Cuando el fiscal le ha exhibido un correo en el que se dice que el trabajo de Tauroni "era un plagio total" de otro basado en el "servicio geológico checo", el acusado ha admitido que usaba "el corta y pega". "A ver si nosotros no vamos a poder usar cosas de Internet", ha espetado al fiscal.

"Devuelve el dinero"

Tauroni ha asegurado que recomendó a Marcial López, presidente de la Fundación Cyes, devolver el dinero de la ayudas que había destinado la entidad a la compra de pisos para ser utilizados como oficinas al verlo "angustiado" después de publicarse las primeras informaciones.

Tauroni, que conocía a López desde 15 o 20 años, ha explicado que el presidente de la Fundación Cyes mantuvo una reunión con un técnico de la consejería de Blasco después de que no le subvencionaran uno de sus proyectos y que le contó que esta persona le había trasladado que eso no era subvencionable y le proporcionó un listado de las iniciativas sí que lo eran, entre las que, de acuerdo con su versión, incluía pisos. El acusado ha indicado que posteriormente, cuando le concedieron la ayuda, "salió en prensa como que lo había hecho mal".

El 'conejo'

Sobre la relación con el exconsejero, que el sumario considera muy estrecha, Tauroni ha intentado marcar distancias, al igual que con los colaboradores de Blasco: "No hemos viajado juntos ni tenemos hobbies en común".

El fiscal ha mostrado una agenda de contactos de Tauroni y le ha preguntado: "¿Quién es María Ángeles secre RB?". "No lo sé", ha contestado. El número de teléfono que figura es el de la secretaria de Blasco. "Puede ser", ha dicho el acusado, que se ha enredado al intentar explicar por qué enviaba al exconsejero correos con argumentarios para rebatir a la oposición tras destaparse el escándalo pese a que su relación supuestamente era reciente.

"Por qué le dijo a Blasco 'ánimo, de situaciones peores hemos salido?", ha inquirido también el fiscal sobre un sms que envió al exconsejero. "Son frases que se dicen. Como en la cárcel decimos: ya saldremos de la cárcel, y eso no significa que vayamos a salir juntos", ha respondido Tauroni.

Además, se le ha mencionado el apodo que supuestamente usaba la trama para Blasco, al que llamaban "el conejo". Tauroni ha respondido: "Conejo es una palabra que uso en muchos ámbitos. Es como decir fulanito".

Tauroni ha negado asimismo tener una relación personal con la ex secretaria general de la consejería y acusada Tina Sanjuán. El fiscal le ha exhibido un correo con este texto. "Hola caracola, ¿puedes mirar si puedes pagarme estas facturas?; estamos más secos que una mojama".

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS