Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sindicatura constata descontrol en los contratos del CIDEM en 2009 y 2010

La entidad optaba por las licitaciones negociadas en detrimento del concurso público

Sólo cinco de los 19 expedientes analizados se adjudicaron habiéndose publicitado

La Sindicatura de Cuentas de Cataluña ha constatado descontrol en los procesos de contratación del Centro de Innovación Desarrollo Empresarial (Cidem) en los ejercicios de 2009 y 2010, coincidiendo con el Gobierno tripartito (PSC, ERC, ICV) en el ejecutivo catalán. El Cidem -que en 2010 se integró en la agencia para la internacionalización de la empresa catalana ACC1O- estaba adscrito al Departamento de Innovación, Universidades y Empresa de la Generalitat, y tenía como objetivo contribuir al aumento de la competitividad de las empresas autóctonas a través del impulso de la innovación.

La Sindicatura ha observado que esta entidad optaba por las licitaciones negociadas sin justificar la elección de este proceso, en detrimento del concurso público. De hecho, sólo cinco de los 19  expedientes analizados se adjudicaron con publicidad, mientras que el resto se decidieron mediante procesos negociados o marco. En la mayoría de los contratos negociados se han detectado irregularidades, tales como la falta de especificación sobre las necesidades a satisfacer, así como de los criterios de adjudicación y los aspectos objeto de negociación.

Es decir, ni se sabe qué aspectos se han negociado ni qué criterios de valoración se han utilizado para considerar las propuestas. El descontrol en las adjudicaciones por negociación se hace aún más evidente en los casos en que las invitaciones a los posibles licitadores se efectuaban con fecha posterior a la adjudicación del proyecto. En varias ocasiones, la misma persona que enviaba estas invitaciones era quién recibía las propuestas, negociaba el contrato y evaluaba las candidaturas.

Las invitaciones a los posibles licitadores se efectuaban con fecha posterior a la adjudicación del proyecto

A parte de las irregularidades en las licitaciones negociadas, el Cidem tampoco justificaba la contratación de servicios externos en algunas ocasiones en que el propio organismo contaba con recursos para realizar dichas tareas. El organismo tampoco pedía las autorizaciones  correspondientes al Comité Ejecutivo a la hora de adjudicar contratos superiores a 50.000 euros, tal y como establece la norma, y en ocasiones presentaba la solicitud cuando ya se habían ejecutado los servicios. En la misma línea, tampoco solicitaron la autorización de la Generalitat para elaborar estudios y dictámenes de más de 30.000 euros, pese a estar obligados.

En cuanto a las subvenciones, la Sindicatura también ha constatado falta de motivación en la valoración de las solicitudes, incidencias en la documentación justificativa de gastos subvencionables superiores a un importe determinado y falta de idoneidad de la subcontratación de la actividad subvencionada. Por otra parte, la Sindicatura de Cuentas ha detectado falta de información respecto a la contratación de servicios y personal en el Consorcio para la Gestión de Residuos Municipales de las Comarcas de la Ribera d'Ebre, el Priorat y la Terra Alta -todas en Tarragona- durante el ejercicio de 2009.