Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskaltzaindia abre “un periodo de reflexión” para resolver su crisis

La Academia resalta el apoyo a todas sus comisiones

En el centro Andrés Urrutia, en la sesión plenaria de Euskaltzaindia celebrada en Bayona.
En el centro Andrés Urrutia, en la sesión plenaria de Euskaltzaindia celebrada en Bayona.

Vientos de tregua en Euskaltzaindia dentro de la crisis interna más seria que la Real Academia de la Lengua Vasca ha vivido en los últimos años, tras la dimisión en bloque de los 11 miembros de la Comisión de Gramática el pasado 3 de diciembre, en plena celebración del Día del Euskera. La Academia ha reunido este viernes  a su pleno en el Museo Vasco de Bayona, una cita a la que ambas partes, el sector nucleado en torno al presidente, Andrés Urrutia, y los críticos vinculados a la citada comisión, que dirigía hasta que dimitió Pello Salaburu, llegaban sin haber mantenido ningún contacto.

De la reunión ha salido un acuerdo oficial, aprobado por unanimidad, por el que el pleno insta a la Junta Directiva que encabeza Urrutia a abrir “un periodo de reflexión en el seno de la Academia”, incluyendo a la Comisión de Gramática, con la intención de dar “un mayor impulso” a la cooperación. Para ello se fijará próximamente un calendario.

Después de que los miembros de la comisión considerasen minusvalorado su trabajo y se sintieran desautorizados por la propuesta de reducir a uno o dos tomos los siete de material de gramática recopilados, la Academia solemniza que “todas las comisiones tienen el mismo rango de valor y todos los académicos merecen idéntica consideración”. “Entre todos hacemos (y haremos) Euskaltzaindia”, añade el texto aprobado.

Tras la dimisión de los miembros de la comisión, la renuncia, justo dos días después, de Ibon Sarasola, catedrático de Filología Vasca de la UPV y uno de los académicos más reputados, a la dirección del diccionario unificado Hiztegi Batua, había enrarecido aún más el clima.

En una cierta crítica a ambos sectores y al enfrentamiento que a lo largo de este mes han disputado en los medios, el pleno destaca que “los desencuentros y rumores acontecidos en los últimos días no favorecen a Euskaltzaindia, al euskera ni a la cultura vasca”. Y concluye la declaración destacando que “el desacuerdo debe solucionarse por la vía del diálogo”.