Una dimisión que cuesta casi 100.000 euros

La Cámara de Castellón explica que esta cantidad es el “finiquito” por una jubilación pactada

Carlos Fabra abandona la Cámara de Comercio de Castellón por una decisión “personal” e “irrevocable” que tomó sin presiones internas, según ha manifestado. Desde la entidad indicaron que su marcha le costará a la institución casi 100.000 euros como “finiquito” por una jubilación pactada. Fabra no quiso dar detalles de este pago y abandonó la sala de prensa al ser preguntado por ello. El desembolso tampoco fue aclarado por la presidenta, Dolores Guillamón. “Se trata de una jubilación que se hará efectiva como establece el convenio de trabajadores de la Cámara, no cobrará ni un euro más ni menos”, dijo.

La situación de la institución no es nada boyante. Guillamón habló de la crisis y de la necesidad de “nuevos ajustes para contener el gasto” que van desde el cierre de toda una planta hasta la no renovación de nueve contratos. Pero no explicó el detalle de los casi 100.000 euros que se abonarán a Fabra.

El todavía secretario general no habló de la crisis de la institución pero reiteró que el cambio de decisión sobre su continuidad (tras la condena aseguró que “por supuesto” seguiría en sus cargos) se debe a que no quiere “consentir” las críticas hacia la Cámara. “El cambio es por la bajeza moral de mucha gente que, para criticarme a mí, cuestiona a la Cámara”, dijo. Después, defendió a la entidad pero se marchó sin dar explicaciones tras ser preguntado por el acuerdo económico.

La presidenta aprovechó la despedida para volver a mostrarle su agradecimiento público y atribuirle “grandes hitos”. Entre ellos, destacó un convenio firmado meses antes del juicio con la Generalitat por el que se compromete a destinar cuatro millones a la Cámara. “Ha sido gracias a las gestiones que ha realizado don Carlos Fabra”, apuntó.

El Consell destinó por primera vez en sus presupuestos dos millones a la Cámara cuando Fabra ocupó la secretaría. La partida no se hizo efectiva, tampoco al año siguiente con otros dos millones. La Cámara espera cobrar ahora los 4 millones pactados este verano.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS