Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bronca política entre el PP y PSPV de Elche por el legado de Miguel Hernández

La alcaldesa del PP dice que no tiene dinero y los socialistas detectan "razones ideológicas"

El traslado del legado Miguel Hernández, que durante 30 años estuvo depositado en Elche, cuna del poeta, a Jaén generó este miércoles una verdadera tormenta política y un cruce de declaraciones entre populares y socialistas.

La alcaldesa de Elche, Mercedes Alonso, del PP, ha admitido que esta ciudad no tenía tres millones de euros para que el legado del poeta Miguel Hernández continuara en la ciudad. Alonso ha hecho estas declaraciones, a preguntas de los periodistas, después de que la Diputación de Jaén haya adquirido la titularidad de los fondos del literato por dicha cantidad, en virtud de un acuerdo que firmó ayer esta institución con los herederos de Miguel Hernández.

La alcaldesa ilicitana ha indicado que fue Josefina Manresa, esposa del poeta, quien donó en su día, gratuitamente, este legado a la ciudad de Elche, que lo ha tenido custodiado. "Hemos estado encantados de tenerlo", ha subrayado Alonso, quien ha señalado que el legado no podría seguir en Elche si eso suponía el desembolso de tres millones de euros y la creación de una fundación para la puesta en marcha de un museo, dada la situación económica del Ayuntamiento ilicitano y la deuda municipal dejada por el anterior ejecutivo socialista.

La regidora popular ha manifestado que Miguel Hernández, como poeta de pueblo, "seguro que diría que antes tiene que comer el pueblo que pagar tres millones por la conservación del legado, aunque fuera suyo".

Sin embargo, los socialistas tienen una opinión bien diferente. El portavoz del PSPV en la Diputación de Alicante, Alejandro Soler, ha lamentado que la presidenta de la corporación provincial alicantina, Luisa Pastor (PP), y la alcaldesa de Elche "hayan consentido" que el legado del poeta "abandone definitivamente" la provincia para quedarse "allí donde valoran su obra", en Jaén.

Soler ha atribuido esa circunstancia a "fuertes razones ideológicas" y al "desprecio que la derecha tiene por la cultura y la difusión de sus autores más prestigiosos", según un comunicado. El legado de Miguel Hernández estuvo depositado en la caja fuerte de un banco desde noviembre de 2011, cuando la familia lo sacó del Archivo Municipal de Elche (ciudad donde había estado el último cuarto de siglo).

Esto se produjo después de que el gobierno local del PP, revocara el convenio suscrito por el anterior ejecutivo municipal, del PSPV-PSOE, con los herederos de Miguel Hernández que conllevaba el pago de tres millones de euros durante veinte años, 1,6 para la familia y el resto para el desarrollo de una fundación cultural con la finalidad de promover y difundir la obra del poeta.

Más información