Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condena de cárcel para un expresidente de la prensa deportiva de Bizkaia

Eduardo Castañeda ha sido condenado por apropiación indebida

La Audiencia Provincial de Bizkaia ha condenado a tres años y medio de cárcel al expresidente de la Asociación de la Prensa Deportiva de Bizkaia (APDB) Eduardo Castañeda por un delito continuado de apropiación indebida y a una indemnización de casi 100.000 euros por el perjuicio económico causado. La Salsa Segunda de la Audiencia obliga a Castañeda a pagar 49.408,72 euros a la APDB y 49.016,19 euros a la Asociación Española de la Prensa Deportiva (AEPD), de la que era vocal de la junta directiva, según ordena en la sentencia, que no es firme.

La cantidad que debe aportar a la AEPD es como consecuencia de la resolución fallada el pasado año en la que un hotel de Bilbao requirió a este organismo, como organizador de la gala, el abono de unas cantidades pendientes por el alojo de invitados y gastos diversos que no habían sido satisfechos. La demanda de este hotel fue aceptada por un juez, que ordenó al pago de las facturas pendientes de liquidación.

Casteñeda cobró cheques e hizo pagos en beneficio propio con un dinero destinado a sufragar en 2011 los gastos de la Gala Nacional del Deporte y el Congreso de la AEPD, ambos eventos celebrados a primeros de marzo en Bilbao. También se le acusaba de transferir 99.000 euros a la sociedad mercantil Fomento Editorial Multimedia, SL, una sociedad de la cual él era socio y administrador único.

El condenado fue presidente del colectivo de periodistas deportivos vizcaínos desde primeros de 1993 hasta el 28 de junio de 2011, cuando a requerimiento de la junta directiva de la APDB, reconoció los hechos y presentó la dimisión.

A partir de la querella presentada por la APDB en noviembre de 2011, el tribunal considerado probado que Castañeda "dispuso en su propio lucro y beneficio de la cantidad de 98.424,91 euros de los fondos que había en una cuenta de la asociación.

En esa cuenta, se había ingresado en febrero de ese año una subvención de 105.000 euros otorgada por el institución municipal de deportes Bilbao Kirolak, dependiente del Ayuntamiento de Bilbao, y otra partida de 3.354 euros ingresada por BBK en abril. Ambos fondos estaban destinados a sufragar la gala del la APDB prevista a finales de 2011. De total del dinero, solo 10.115,09 euros se gastaron en el evento y el resto, "en su propio beneficio, con intención de ilícito enriquecimiento", subraya la sentencia.

El 25 de febrero, el acusado retiró dos partidas de 49.000 y 50.000 euros a favor de Fomento Editorial Multimedia. Con ese dinero, pagó servicios que "no tenían relación alguna" con la gala del deporte, como compras en supermercados en Castro Urdiales, en unos grandes almacenes, y "en una pizzería, recibos de gas de su vivienda o una red de amistad y entretenimiento", añade la sentencia.

Además de los tres años y medio de prisión y del pago de los casi 100.000 de indemnización, la Audiencia le impone una multa de nueve meses, con una cuota diaria de diez euros, con responsabilidad personal subsidiaria de 135 días de privación de libertad para el supuesto impago.