Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

50 entidades protestarán en Reus contra la corrupción sanitaria

La manifestación, convocada por la CUP, se celebrará el sábado en la capital del Baix Camp

Acto de presentación del manifiesto y la manifestación del sábado en Reus.
Acto de presentación del manifiesto y la manifestación del sábado en Reus.

Alrededor de 50 entidades de toda Cataluña se han sumado a una manifestación contra la corrupción y los recortes sanitarios convocada por la CUP en Reus (Baix Camp). A la protesta se han adherido Esquerra Unida i Alternativa, la sección local de Reus de Iniciativa per Catalunya -Els Verds (ICV), organizaciones como la Plataforma de Afectados por los Recortes Sanitarios (PARS), Can Ruti Diu Prou, Badalona Indignada, los sindicatos UGT de las comarcas de Tarragona, CCOO del Baix Camp, CGT y Metges de Catalunya, además de la revista Cafè amb Llet, Dempeus per la Salut Pública o Procés Constituent. La marcha se llevará a cabo este sábado a las 19 horas por diversas calles del centro de la ciudad, partiendo desde el Mercado Central, bajo el lema La sanidad no debe ser un negocio.

Ayer martes representantes de estas organizaciones quisieron mostrar su unidad realizando un acto público en el antiguo Hospital Sant Joan de Reus. La encargada de ejercer de portavoz fue Natàlia Fuertes, que denunció que su madre “murió por los recortes” sanitarios. “Mi madre murió en 2011 por un aneurisma, no la intervinieron en el hospital de la Vall d’Hebron hasta al cabo de 65 horas, y finalmente fue al hospital Clínic y allí murió. En los hospitales nos decían que los quirófanos estaban llenos, que había gente tan enferma como ella”, relató Fuertes. “La máquina que podía salvarle la vida estaba averiada desde hacía meses. Los mismos médicos nos dijeron que no tenían medios. Tardé unos días en denunciarlo, hasta que vi al consejero de Salud, Boi Ruiz, diciendo en la televisión que los recortes no afectan a las urgencias”, explicó Fuertes, que fue la encargada de leer el manifiesto de la marcha, consensuado entre todos los participantes.

El texto alerta de que “con la excusa de la crisis” Ruiz ha encontrado “el momento oportuno para empezar a desmantelar la sanidad para regalarla al sector privado”. “Se va creando progresivamente un doble sistema sanitario. Uno para pobres, que debemos esperar dos años para recibir una operación quirúrgica. Y otro para los ricos, que en un mes son operados por profesionales pagados con nuestro dinero, en hospitales pagados con nuestros impuestos, y con maquinaria comprada con los presupuestos públicos”, concluye el manifiesto.

Las organizaciones apoyaron también la acusación popular de la CUP en diferentes procesos judiciales relacionados con la gestión del ámbito sanitario, como en el caso Innova, en el que se investigan una ristra de presuntas irregularidades descubiertas en el conglomerado de empresas municipales de Reus. “Lo que hemos llevado a los tribunales no es una caso aislado de Reus, sino que se reproduce a lo largo de Cataluña aunque Boi Ruiz se obceca en mentir diciendo que el caso Innova no tiene nada que ver” con el resto del sistema sanitario catalán, aseguró David Vidal, regidor de la CUP de Reus.