Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘Adelaide’emprende su aparatoso embarque en la ría de Vigo

El director industrial de Navantia confía en que la construcción de este buque les permitirá conseguir nuevos contratos

Operación de embarque del buque Adelaide
Operación de embarque del buque Adelaide

La operación de embarque del buque Adelaide (una megaconstrucción hecha en Navantia para la armada australiana y con un precio "por encima de los 500 millones de euros") a bordo del semisumergible Blue Marlin, ha dado comienzo con éxito este martes.

Aunque el viento ha obligado a retrasar la operación de embarque hasta pasadas las 11.00 horas (una hora más tarde de lo previsto), finalmente el Adelaide ha podido iniciar el embarque. Se trata de una maniobra "muy precisa, que necesita que no haya viento", han trasladado a los medios de comunicación fuentes de Puerto de Vigo y de Navantia. "La operación se aleja de una operación portuaria normal, requiere de una altura de ola mínima, un viento máximo, y lo que hemos estado esperando es a que las condiciones sean las óptimas", ha explicado el director industrial de Navantia, Esteban García Vilasánchez, una vez que el Adelaide hubo comenzado su desplazamiento hacia el semisumergible.

La operación de carga, que precisa en torno a seis horas, consiste en acercar y posicionar el Adelaide encima de la cama de apoyo instalada por la empresa Freire en el Blue Marlin, que se ha sumergido a lo largo de la madrugada de este martes para esta operación. De esta forma, el buque quedará asentado sobre el semisumergible, aunque 30 metros de proa quedarán "en voladizo". Según ha expresado el director industrial del astillero, esta operación significa "la culminación de un trabajo" que refleja "la confianza que Australia ha puesto" en el astillero gallego. Se trata del segundo buque que ha solicitado la armada australiana a Navantia, después del Canberra, ambos de iguales características al Juan Carlos I.

Una vez que concluya el embarque del Adelaide sobre el semisumergible, el buque volverá al puerto de Vigo, donde permanecerá durante "unos 10 días" hasta que se remate el amarre final sobre el Blue Marlin. Así, esperan que antes de la Navidad pueda iniciar el viaje de 55 días hasta Melbourne (Australia). "Este buque será una insignia de la armada australiana y un representante de la industria española", ha concluido García. Tal y como ha explicado a los medios el responsable de producción de Navantia, Antonio Crespo, el Adelaide es una "muestra de la tecnología de producción nacional", un buque que ha definido como "multipropósito" y un "cuatro en uno". Así, permite realizar operaciones anfibias (necesita seis metros de calado, con lo que puede acercarse a la orilla para permitir el desembarco de unidades de tierra), operaciones aéreas (puede albergar hasta seis helicópteros de tamaño medio), apoyo humanitario (pues dispone de hospital con unidad de críticos y quirófanos, y puede suministrar energía) y ayuda en desastres (para "localidades o áreas abatida por inclemencias meteorológicas").

Sobre si la construcción del Adelaide supondrá más carga de trabajo para Navantia, García ha señalado que "la terminación exitosa de cualquier producto es la apertura para los siguientes", por lo que "un éxito en una construcción abre las posibilidades de que nuevos clientes se acerquen a Navantia" y les permita conseguir "alguno de esos contratos" que les ha sido ofertado. En este sentido, ha hecho referencia al barco gasero de Gas Natural y al buque hotel de Pemex, y a "tantas otras ofertas" que, ha asegurado, tienen "ahora mismo activas".

Además, el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, López-Chaves, ha resaltado que en Galicia hay "una industria naval muy potente que es capaz de construir este tipo de barcos para todo el mundo". De hecho, García ha explicado que "hay países interesados en la gama de producción" de buques como el Adelaide, con "posibilidades de exportación". Sobre la elección del Puerto de Vigo como emplazamiento para albergar la operación, García ha señalado que Navantia ofreció "el mejor sitio en Galicia para hacer esta operación" pero que, en todo caso, "la decisión final es de Dock Wise, que es la que decide el momento y la localización". Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria, Ignacio López-Chaves, ha subrayado que para el puerto "es una satisfacción que Navantia haya elegido" la ría de Vigo para esta operación que, ha destacado, "es muy compleja".