Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat prepara una lista de “agravios” desde 1714

El director del simposio ‘España contra Cataluña’ dice que el congreso refleja “una realidad indiscutible”

Joan Domènech (a la izquierda) y Jaume Sobrequès.
Joan Domènech (a la izquierda) y Jaume Sobrequès.

El controvertido congreso histórico que la Generalitat celebrará esta semana bajo el título España contra Cataluña y que le ha valido todo tipo de críticas por parte de la oposición tendrá una segunda parte el próximo verano. En un intento de responder a las acusaciones de sesgo y de falsificación de la historia, el Centro de Historia Contemporánea, dependiente del Departamento de la Presidencia, está trabajando ya en un estudio que pretende documentar todas las decisiones de los diferentes gobiernos que han perjudicado a Cataluña. El estudio no se limitará solo a los años de democracia, sino que se remontará hasta 1714.

El director del Centro de Historia Contemporánea, Jaume Sobrequès, aseguró ayer, en la presentación del simposio, que el documento que está preparando confirmará y demostrará la histórica “animadversión de España hacia Cataluña” y que dicha actitud es “absolutamente incontestable”. “Será un informe tremendo, les hará cambiar de opinión a todos”, señaló.

El documento está siendo elaborado por el personal del centro dependiente de la Generalitat y, según explicó Sobrequés, la fuente será el Boletín Oficial del Estado. “Ya llevamos 60 folios a razón de 20 puntos por página”, dijo. Estará acabado en verano.

Sobrequés informó de la existencia de este documento a preguntas de los periodistas en una conferencia de prensa convocada para informar sobre el simposio España contra Cataluña en el que participarán una veintena de historiadores, economistas y periodistas. El título, España contra Cataluña, no ha dejado de provocar polémica desde que se anunció el congreso. El director del centro aseguró que está plenamente justificado: “El título del congreso no se discute porque es absolutamente adecuado y muestra una realidad indiscutible”.

Según Jaume Sobrequés, “el título ha desencadenado una respuesta acientífica por parte de un sector del mundo académico español y determinados medios y partidos”. En cualquier caso, aseguró que estas críticas no están justificadas porque, según dijo, no proceden de historiadores. Al serle recordado que voces como la del hispanista John H. Elliott han criticado duramente este congreso llegándolo a tildar de “disparate”, Sobrequés buscó otro argumento: “Estas palabras del señor Elliott no son merecedoras de ninguna credibilidad porque las pronunció antes de conocer a fondo el contenido del simposio”.

Sobrequés también hizo caso omiso a las críticas que le han llegado por parte de entidades catalanas como el Círculo de Cultura. Insistió en que estas críticas no llegan desde la perspectiva histórica. También negó sentirse cuestionado por parte del Gobierno catalán. En este sentido, recordó que fueron el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el consejero de Presidencia, Francesc Homs, quienes le nombraron para el cargo. De hecho, Homs presidirá el jueves la inauguración del simposio.

El PP asegura que el simposio impide el diálogo entre Mas y Rajoy

El programa del congreso y cada una de sus conferencias van totalmente acorde con el título principal. Así la lección inaugural se titula España y Cataluña: 300 años de conflicto político y será pronunciada por el catedrático emérito de la Universidad Pompeu Fabra Josep Fontana. A partir de ahí las sesiones se dividirán en tres bloques. En el primero, titulado Represión institucional política y administrativa destacan conferencias como La represión militar: el ejército sobre el país o 300 años de españolismo en Cataluña. El segundo bloque se titula Represión económica y social y en ella se debatirá sobre el catastro como arranque del expolio económico o acerca del actual sistema fiscal en una conferencia que lleva por título La apoteosis del expolio.

El tercer bloque se titula La represión cultural y lingüística y contiene conferencias como La falsificación de la historia, La españolización del mundo educativo. El último bloque, titulado El Exilio, culminará con la conferencia del sociólogo Salvador Cardús La humillación como desencadenante de la eclosión independentista.

Solo Convergència i Unió y Esquerra Republicana defienden el contenido del simposio. El portavoz del PP catalán en el Parlament, Enric Millo, advirtió ayer al presidente catalán, Artur Mas, que no podrá sentarse a dialogar con el Gobierno si no suspende el simposio. Millo aseguró que el congreso “denota un victimismo enfermizo que solo atiza el odio hacia España”, por lo que reiteró que debe suspender el evento y si no se hace, Mas “elimina sus posibilidades de sentarse con el Gobierno de España”.

Los socialistas catalanes se sumaron a las críticas al congreso. “No lo creemos oportuno ni lo compartimos porque supone un elemento más en la actual espiral de tensión política y civil”, aseguró Esteve Terradas, secretario de organización del PSC.

Más información