Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
paz y convivencia

El Parlamento ensalza la ponencia de paz y evita decir que “ETA nunca debió existir”

La Cámara tumba la iniciativa del PP y el bloque nacionalista respalda el papel de la ponencia de paz en los debates sobre el reto de la convivencia

Hasier Arraiz se dispone a intervenir en el pleno del Parlamento.
Hasier Arraiz se dispone a intervenir en el pleno del Parlamento.

A falta de capacidad de avanzar, el Parlamento vasco reitera debates y resoluciones sin dar pasos adelante a los ya recogidos en el diario de sesiones. “Aunque sea por reiterar lo que ya se ha aprobado en varias ocasiones en el Parlamento, es mejor hacerlo que mostrar división”, ha reclamado esta mañana en el pleno de la Cámara el socialista Rodolfo Ares, durante el debate de la enésima iniciativa sobre deslegitimación de ETA, en la que el PSE, el PP y UPyD han pactado un texto para evitar salir del pleno con las manos vacías en un momento en el que el debate político está especialmente convulsionado ante los rebrotes de kale borroka, la excarcelación de presos de ETA tras la derogación de la doctrina Parot.

Sin embargo, la propuesta de los tres partidos, que incluía que “ETA nunca debió existir” ha sido rechazada con el voto en contra de PNV y EH Bildu. En su lugar, ha sido aprobada la enmienda del PNV, con el único apoyo de EH Bildu, que recoge que las cuestiones sobre la paz y la convivencia deben ser tratadas “previamente” en la ponencia de paz, bloqueada desde septiembre y con la sola presencia de los dos partidos nacionalistas.

Quiroga censura a Urkullu que vote en contra de que ETA no debió existir cuando lo señaló en un pleno anterior

La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, autora de la iniciativa original, ha ensalzado el debate de la moción parlamentaria como una encrucijada en el momento en que los presos de ETA están siendo excarcelados con la derogación de la doctrina Parot. Quiroga ha centrado su mirada especialmente en el lehendakari, Iñigo Urkullu, y le ha reclamado en reiteradas ocasiones que su grupo, el PNV, vote conjuntamente con el PP la moción de su partido.

Las alusiones de Quiroga a Urkullu, que le ha recordado que semanas atrás señaló que ETA no debió existir cuando hoy han votado en contra en el texto que recoge eso mismo, han terminado por exasperar al lehendakari y a su portavoz, Josu Erkoreka, que han lanzado poco habituales aspavientos a la presidenta del PP vasco. “Se han convertido en los que entorpecen”, ha proseguido Quiroga, “puede ocurrir que pierdan la oportunidad y la realidad les pase como una ola”, ha reprochado al Gobierno.

Sus palabras han sido matizadas por el portavoz del PSE, Rodolfo Ares, que ha apostado por recordar que, pese a los rebrotes de kale borroka, “estamos mejor que antes” y por evitar “caer en el desánimo y los discursos alarmistas”. Tanto Ares como Hasier Arraiz (EH Bildu), han observado en la iniciativa del PP las “presiones” internas de su partido y de algunas asociaciones de víctimas.

Egibar: hay partidos que buscan el "ruido" del pleno en vez del trabajo de la ponencia de paz

Las tensiones renovadas entre partidos se han visibilizado claramente en la tribuna hoy, donde Ares ha señalado al Gobierno que los recibimientos que se están realizando a los expresos de ETA en Euskadi son "homenajes" que se realizan en espacios públicos e incumplen la Ley de Víctimas. Ares chocó el martes con Erkoreka porque este último le pidió "responsabilidad" por entender que el exconsejero de Interior criticó la labor de la Ertzaintza.

Joseba Egibar (PNV) se ha dedicado a abroncar a los grupos firmantes de la enmienda que finalmente ha decaído, sobre todo al PP, por aceptar e incluso impulsar debates sobre el nuevo tiempo sin ETA en el pleno, con luz y taquígrafos, generando “desafío” y “ruido”, pero no a hacerlo en la ponencia de paz, bloqueada desde que en septiembre el PSE saliera de ella en septiembre. Tanto el PNV como EH Bildu han apostado por poner en valor la ponencia como el espacio en el que es preciso trabajar para la paz y la convivencia. Arraiz ha lamentado que el PSE, cada vez que Ares realiza declaraciones, esté “dos pasos” por detrás de su último posicionamiento, según la coalición. Y también ha señalado que desde su grupo pensaban hace un año, cuando llegaron al Parlamento, que este "era útil [para avanzar en el proceso de paz y convivencia], pero nos hemos dado cuenta de que la voluntad de otros partidos no es esa, sino el bloqueo".

La enmienda pactada por PSE, PP y UPyD sostenía que “ETA nunca debió existir”, algo que ya se recogía en el texto propuesto por el PP. El documento pedía a las instituciones “seguir combatiendo y deslegitimando a todos aquellos que pretenden seguir justificando la trayectoria criminal y totalitaria de ETA”. Asimismo, recogía que el Parlamento “reitera su compromiso con la defensa de la democracia, el Estado de derecho, con los principios y valores en que se asienta, entre ellos la libertad, la tolerancia, el respeto al pluralismo político y social y a los derechos de la ciudadanía”. Asimismo, planteaba que el “nuevo tiempo” ha surgido cuando el “Estado de derecho ha obligado a ETA a abandonar sus acciones terroristas” y pedía a la sociedad a seguir mirando al futuro con principios de “memoria, verdad y justicia”.

Arraiz acusa a los partidos de buscar el "bloqueo" en vez del avance en materia de paz y convivencia

Gorka Maneiro ha asegurado que el Gobierno autonómico “no está combatiendo suficientemente a quienes están justificando” la violencia de ETA. “Se han lavado ustedes las manos”, ha espetado al lehendakari, que escuchaba con gesto grave.