la crisis de una gran cooperativa

El juez admite el concurso voluntario de acreedores de Edesa

La administración recae en las auditorías Eve-Howarth Plm-Sayma

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de San Sebastián resolverá también el concurso voluntario de acreedores de la cooperativa Edesa, según el auto dictado por su titular, Pedro José Malagón, quien nombra administrador de la compañía durante el proceso judicial a EVE Administración Concursal, Howarth PLM Auditores y Consultores Sayma.

Edesa sigue los pasos de la matriz, Fagor Electrodomésticos, cuyo concurso fue admitido el pasado 19 de noviembre, al igual que Fagor Ireland y de la filial polaca Masterccok. El mismo juzgado tiene pendiente pronunciarse sobre la solicitud realizada el pasado jueves para la empresa de muebles de cocina Grumal (Azpeitia) y la sociedad de ingeniería Proiek (Artea).

El auto del juez permite conocer que Edesa tiene un pasivo corriente de 12,8 millones de euros y un activo corriente de 33,1 millones. Estas cifras por sí solas, según la resolución judicial, "no dan idea de la insolvencia" de la compañía radicada en Basauri, aunque precisa que Edesa tiene créditos con Fagor por 32,4 millones: "Es obvio que el concurso de Fagor lleva ineludiblemente a la insolvencia de Edesa, que se ve privada de su fuente de ingreso de efectivo", sostiene el titular del juzgado mercantil.

El 77% de la deuda con proveedores de Edesa es con Fagor Electrodomésticos, asegura el auto, donde también se hace constar que la cooperativa industrial es titular del 82,29% del capital de la compañía vizcaína.

El juez decide mantener a Edesa las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio, aunque este queda sometido a la intervención de la administración concursal. La nueva administración judicial tiene un mes de plazo para recibir de los acreedores la existencia de los créditos de Edesa.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50