Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los padres de Cabacas sienten “tristeza” por el nombramiento de Aldekoa

Aseguran que han sentido "como un golpe bajo" el rechazo del Parlamento a una investigación

Los padres de Iñigo Cabacas, en una rueda de prensa en Bilbao.
Los padres de Iñigo Cabacas, en una rueda de prensa en Bilbao.

Los padres del joven Iñigo Cabacas, que falleció en Bilbao el 9 de abril de 2012 varios días después de resultar herido por el impacto de una pelota de goma en los incidentes posteriores a un partido del Athletic, han dicho sentir "tristeza e impotencia" ante el nombramiento de Jorge Aldekoa como nuevo jefe de la Ertzaintza.

Aldekoa era el responsable de la comisaría de la Ertzaintza de la capital vizcaína cuando ocurrió el fallecimiento, por el que están imputados cuatro agentes, tres de ellos por cargar en el callejón en el que murió Cabacas y el cuarto, el suboficial que les dio la orden de hacerlo.

En un escrito enviado a los medios de comunicación, los padres de Iñigo, Manu Cabacas y Josefina Lizeranzu, han dicho que desconocen si Aldekoa "tiene algún grado de responsabilidad o de participación en los hechos que acabaron con la vida de nuestro hijo". "Sabemos por lo que dicen los medios de comunicación que era el mando de la comisaría de la Ertzaintza de Bilbao, desde la que se dio la orden que finalmente provocó la muerte de Iñigo. Difícilmente podrán los que han tomado esta decisión entender la tristeza e impotencia que nos embarga al conocer esta noticia, en un momento en el que todavía todas las responsabilidades están sin esclarecer", han lamentado.

Los padres del joven también han criticado la decisión del Parlamento de no abrir una comisión de investigación sobre la muerte. Tras recordar que cuando comparecieron en la Cámara el 3 de mayo pasado todos los grupos les "mostraron su apoyo, algunos hasta lloraron en algunos momentos de la comparecencia", ahora han rechazado investigar, excepto EH Bildu.

Al conocer el rechazo a la comisión parlamentaria, los padres han dicho que han sentido "como un golpe bajo". "No lo entendíamos. Nos preguntábamos: ¿Nos mintieron cuando estuvimos en el Parlamento? ¿Nos dijeron algo que sabían que no iban a llevar a cabo? Y si así fue, ¿por qué lo hicieron?", se han preguntado.

Los padres han recordado que la petición de la comisión no es de la coalición abertzale, sino de ellos. "En lo que conocemos desde nuestra ignorancia del trámite parlamentario, Bildu recoge nuestra petición y le agradecemos su iniciativa", han apuntado.

También han destacado que su objetivo "nunca ha sido la Ertzaintza como institución, ni su desprestigio". "Así lo hemos indicado en infinidad de manifestaciones públicas. Solo queremos información, investigación, trato justo, atención a la familia y que entre todos, se aclare realmente lo sucedido, que se nos de el mismo trato que a otras víctimas", subrayan.

"Créannos cuando les decimos que nos sentimos de segunda clase y que a menudo nos preguntamos si el trato y el resultado de las peticiones que hacemos sería igual si nuestro hijo no hubiera fallecido de un pelotazo de la Ertzaintza", concluyen.