Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ÓRDAGO SOBERANISTA CATALÁN

Esquerra presiona a Mas y exige la consulta para votar los Presupuestos

Los republicanos retrasan la votación del Parlament sobre el traspaso de la convocatoria de referendos hasta el pleno que debe aprobar las cuentas de 2014

Esquerra Republicana ha redoblado su apuesta del todo o nada y ha aumentado su presión sobre el Gobierno de Artur Mas. El partido de Oriol Junqueras, socio parlamentario de CiU, condiciona su apoyo a los Presupuestos de 2014 a que haya un acuerdo sobre la fecha y el contenido de la pregunta del referéndum secesionista antes de fin de año.La primera materialización de este pulso se visualizó ayer en el Parlamento catalán, al no incluirse en el orden del día del pleno del 4 de diciembre el debate de la resolución que reclama al Gobierno de Mariano Rajoy que permita a Artur Mas convocar el referéndum soberanista.

El partido de Junqueras exige fecha, pregunta y la vía de la consulta

La decisión del aplazamiento se tomó a iniciativa de Esquerra, que, en cambio, estaría dispuesta a llevarla al pleno de los días 17 al 19 de diciembre, en el que se votará los Presupuestos de la Generalitat para 2014. Los partidos soberanistas (CiU, Esquerra, Iniciativa y la CUP) están de acuerdo en el fondo de cómo debe solicitarse la consulta, en base al traspaso a la Generalitat de la competencia para convocar referéndums, tal como prevé el artículo 150.2 de la Constitución. Pero ayer CiU y Esquerra escenificaron discrepancias por la forma, que esconden el trasfondo del problema: CiU no tiene mayoría para sacar adelante los Presupuestos y precisa de ERC. Esquerra, por su parte, quiere mantener su trayectoria ascendente, que le auguran los sondeos y que la convierten en la primera fuerza política de Cataluña.

Detrás de una supuesta polémica sobre cómo se vehicula la petición de la transferencia de convocar referéndums, se esconde el cálculo político que algunos diputados no dudan en parangonar con las maniobras vistas durante la tramitación del Estatuto catalán de 2006. El propio Mas afirmó ayer: “Como yo ya me temía esto [el tacticismo del Estatuto] he hablado muy poco precisamente para que no hubiera el lío permanente de entonces; no se puede repetir”.

El pleno del 17 de diciembre podría votar todo el paquete soberanista

Esquerra alega que el motivo de discrepancia con CiU es la manera de llevar al Congreso la petición de la tranferencia de la competencia a la Generalitat: una proposición de ley o no de ley. De esta manera, Esquerra ha convertido un mero trámite parlamentario en motivo para echarle un nuevo pulso a CiU. Los representantes de Iniciativa explicaron ayer que el debate sobre el procedimiento es una cortina de humo, porque el tiempo del trámite parlamentario es el mismo y en ambos casos lo vehicularán los diputados de CiU, Izquierda Plural y Esquerra en el Congreso de los Diputados.

El fondo real del desencuentro es que Esquerra quiere negociar conjuntamente con el Gobierno de Mas el paquete entero del proceso soberanista: una pregunta clara, la fecha de celebración y la vía legal escogida, sobre la que ya hay acuerdo.

Ni ERC ni CiU han hablado abiertamente de esa negociación pero Francesc Homs, portavoz del Ejecutivo catalán, expresó ayer su absoluto convencimiento de que habrá un acuerdo sobre la consulta antes de final de año. “No contemplo otro escenario. No vamos a darle esa satisfacción al Gobierno (de Rajoy)”, subrayó para recalcar que el proceso soberanista es absolutamente irrevocable. En cualquier caso, Mas aclaró ayer que está de acuerdo en que se pacte de forma conjunta la fecha, el contenido y el procedimiento de cómo elevarlo al Congreso. “El acuerdo no es fácil; es incluso más difícil que el del Estatuto. Si pasara, entraríamos en un desastre total, en un terreno que no contemplo”, advirtió.

Mas negó ayer que Esquerra intente vincular su apoyo a los Presupuestos al pacto con CiU sobre la consulta. “A mí nunca me han dicho que esto sea así y si lo es tendrán que decirlo ellos”, declaró el presidente.

Mas pide que este proceso no puede repetir los errores del Estatuto

Los tiempos del proceso soberanista, con la pregunta y la fecha de la consulta como máximo exponente, han separado desde el inicio de esta legislatura a CiU y Esquerra. En estos meses, Oriol Junqueras ha apremiado a Mas para que los catalanes puedan pronunciarse “sí o sí” en 2014, con una pregunta clara y binaria. El presidente de la Generalitat se ha visto obligado a sortear las presiones de los independentistas, por un lado, y las de Josep Antoni Duran Lleida, el líder de Unió, por el otro, que reclama que el proceso se haga con calma.

Y en medio de esta situación, la Asamblea Nacional Catalana, la entidad cívica convocante de las dos últimas manifestaciones independentistas, reclamó el pasado sábado a Mas la celebración de la consulta para antes del 31 de mayo de 2014 e incluso propuso la pregunta: “¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado independiente?”.

Pere Navarro, líder del PSC, declaró ayer en Girona que “Mas y Junqueras están haciendo el ridículo y nos estan haciendo hacer el ridículo al pueblo de Cataluña y no nos lo merecemos”. El primer secretario de los socialista catalanes añadió: “Ya sabíamos que Rajoy no tenían ningún plan, pero ahora vemos que Mas y Junqueras tampoco”. Navarro reclamó a ambos líderes “que dejen de jugar con las ilusiones de mucha gente y que digan la verdad, que no hay salidas unilaterales”, al tiempo que recordó que este desacuerdo es la evidencia de que “solo la propuesta federal de los socialistas tiene futuro”.

Navarro acusa a CiU y Esquerra de “estar haciendo el ridículo”

Mas se mostró más optimista que Navarro sobre el desenlace de la negociación con Esquerra. “Creo que habrá acuerdo, yo lo intentaré, pero depende de que todos los que deben estar estén”, dijo, al tiempo que recordó de nuevo la anterior y frustrante negociación del Estatuto: “Debemos ser prudentes. El Estatuto acabó con una enorme fatiga por parte de la gente. Ahora lo podemos hacer diferente y mejor. Pues hagámoslo mejor”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información