Industria expedienta a Fenosa por cobros irregulares de cinco millones

La ley prevé por estas infracciones multas de entre seis y 30 millones de euros

Polígono industrial de Morá
Polígono industrial de MoráGABRIEL TIZÓN

Un año de duros y reiterados informes técnicos y el anuncio, hace algo más de un mes, de Alternativa Galega de Esquerda (AGE) de que denunciaría el caso ante la fiscalía. Eso es lo que ha necesitado la Xunta para impulsar un castigo a Unión Fenosa Distribución por cobros millonarios que sus funcionarios consideran gravemente irregulares. La Consellería de Industria abrió el pasado 31 de octubre un expediente sancionador contra la eléctrica por imponer presuntamente de forma indebida el pago de unos cinco millones de euros a la empresa pública Xestur, a la constructora Puentes y Calzadas y a la promotora energética Eólica Gallega del Atlántico a cambio de facilitarles una conexión eléctrica.

Más información
Técnicos de la Xunta detectan cobros inflados e indebidos
AGE reclama en el Parlamento los planes de Fenosa cuestionados
Industria no denuncia los cobros indebidos de Fenosa por “rigor”

 Los técnicos del Servizo de Enerxía de la Xunta en A Coruña sostienen que Fenosa ha cometido infracciones administrativas muy graves para las que la ley prevé multas de entre seis y 30 millones de euros. Los informes de los funcionarios, que se suceden desde noviembre de 2012, aseguran que para dar suministro al polígono industrial de Morás, en el municipio coruñés de Arteixo, Fenosa cobró a Xestur —la empresa de la Xunta que promueve el área— obras por importe de 2,5 millones que la legislación obliga a ejecutar a la eléctrica. La compañía emplazó además a la firma pública a cederle gratuitamente una parcela que, sostienen los funcionarios, tenía que haber pagado. A Puentes y Calzadas, la constructora a la que la Xunta encargó la ejecución del polígono, Fenosa le hizo financiar una línea de alta tensión subterránea presupuestada en 1,1 millones, y una obra civil de 500.000. Todas estos proyectos, aseguran los técnicos, tenían que haber sido abonadas por Fenosa.

Denuncia a la fiscalía

Fue hace justo un año, en noviembre de 2012, cuando los técnicos de Enerxía encargados de analizar el plan de inversiones de Fenosa en A Coruña redactaron un primer informe sobre los cobros indebidos de la eléctrica a la empresa pública Xestur. En aquel documento, los funcionarios ya pedían que se tomasen medidas por la gravedad de los hechos. Solicitaban que se abriese expediente sancionador y que se denunciasen las irregularidades ante la Comisión Nacional de la Energía y ante la fiscalía.

Fue el primero de otros cuatro informes en los que las presuntas irregularidades fueron engordando. Industria ignoró todas las alertas de sus funcionarios hasta que en octubre AGE destapó el caso. El departamento de Francisco Conde alegó entonces que la asesoría jurídica de la Xunta estaba analizando la documentación. El 31 de octubre se incoó un expediente sancionador solo por supuestos cobros indebidos en el polígono de Morás.

Fuentes oficiales de Industria explicaron ayer que el expediente se ha abierto para evitar que las posibles infracciones prescriban. La consellería asegura que si encuentra algún indicio de delito, denunciará el caso a la fiscalía.

No fueron estos los únicos cobros indebidos realizados presuntamente por Fenosa. A Eólica Gallega del Atlántico, promotora del parque eólico de Monteagudo, la eléctrica le hizo financiar obras por 1,2 millones, un presupuesto cuya legalidad ponen en duda los técnicos. Los funcionarios del Servizo de Enerxía de A Coruña cuestionan en concreto que la eléctrica endosase a la eólica el pago de más de 960.000 euros: 762.000 por unos “costes de oportunidad y uso de elementos comunes” que están “al margen de la legislación vigente” y más de 200.000 euros de sobrecoste en una de las instalaciones.

“Respetamos, pero no entendemos, que se haya iniciado un expediente sancionador por una diferencia de criterio e interpretación al respecto de las infraestructuras objeto del expediente”, señalaron ayer fuentes oficiales de Fenosa. “El expediente está en fase de instrucción y presentaremos las alegaciones oportunas en el plazo previsto”.

La tramitación del castigo a la eléctrica, firmada por la jefa territorial de Industria, Susana Vázquez Romero, se produce solo por una parte de las irregularidades denunciadas por los funcionarios. Además de lo ocurrido en Morás, los técnicos detectaron que Fenosa hizo pagar a Xestur un millón de euros por dos transformadores usados, datados en 1992, para dar abastecimiento eléctrico al polígono industrial de Bértoa, en Carballo (A Coruña). Estas instalaciones no solo no le costaron ni un euro a la eléctrica, denuncian los ingenieros, sino que cobró por ellos hace 20 años una subvención dentro del Plan Mega para la electrificación de Galicia.

Los técnicos de Industria también elaboraron un informe negativo contra la “totalidad” del plan de inversiones presentado por Fenosa en la Xunta para el periodo 2012-2015 en la provincia de A Coruña. El documento, cuyo contenido sirve para calcular parte de las retribuciones que Fenosa recibe del Estado, incluye según los funcionarios, un 72% de obras que no paga la eléctrica sino los clientes. Pese a esta advertencia, el director general de Industria, Ángel Bernardo Tahoces, dio el visto bueno al plan en enero pasado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS