Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CatSalut indemnizará con 1,3 millones a la familia de un niño tetrapléjico

Los médicos del Hospital Santa Tecla de Tarragona extrajeron al bebé con las manos cuando debían haber practicado una cesárea

Un juzgado de Barcelona ha condenado al Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) a indemnizar con más de un millón de euros a la familia de un niño que nació tetrapléjico en 2003 por una lesión medular provocada durante el parto. Los médicos del hospital Santa Tecla de Tarragona decidieron extraer manualmente el feto, sin usar fórceps, cuando “la correcta práctica médica exigía detener el parto y practicar cesárea”. El bebé nació con una grave lesión, que no se le diagnosticó hasta pasados cuatro meses. El niño, que tiene ahora 10 años, no puede desenvolverse solo y necesita atención continuada.

Rocío, la madre, acudió al hospital para dar a luz el 20 de octubre de 2003. El bebé estaba de nalgas y los médicos “palpaban solamente los pies dentro de la bolsa amniótica de la vagina”, ha explicado José Aznar, abogado de la Asociación El Defensor del Paciente que ha llevado el caso. En esa situación, decidieron “extraer” el feto tirando de las piernas cuando estaba encajado en la vagina”, lo que le produjo una grave lesión. El parto vaginal estaba “contraindicado”, recoge la sentencia del Juzgado contencioso administrativo número 15 en base a lo declarado por dos peritos.

Además, dado que la cabeza del feto estaba atrapada, los médicos hubiesen debido utilizar fórceps, lo que “hubiese evitado tensiones sobre la médula espinal”. La lesión medular se produjo en las maniobras de extracción, “que consistieron en movimientos exagerados y violentos”. Por todo ello, el juez considera que se ha producido una “clara negligencia médica” y condena al CatSalut a indemnizar a la familia con 950.000 euros, más la actualización del IPC desde la fecha del nacimiento y los intereses de demora, por lo que la cantidad final ronda los 1.300.000 euros. El bebé no recibió un diagnóstico correcto hasta cuatro meses después de nacer, cuando fue atendido en el hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

"Mi hijo necesita unos cuidados bestiales", ha explicado la madre, que no quiere divulgar el nombre de su primogénito (Rocío tiene otro hijo que nació después). Con 10 años, el niño acude a un colegio público (está en cuarto de Primaria), pero necesita ayuda para todo. "No puede pasar las páginas de un libro", ha relatado la madre, que tiene 37 años. El niño se mueve con una silla de ruedas eléctrica pero tiene su capacidad cognitiva intacta. "Es consciente de todo y me pregunta por qué no puede saltar ni correr, como hacen los otros niños".

Tanto Aznar como Carmen Flores, presidenta de la asociación, han reclamado que se acelere el proceso para que la Adminstración responda en caso de negligencias médicas. "No podemos estar 10 años pleiteando", se ha quejado Aznar. Flores ha calificado el caso de "doloroso, triste y vergonzoso".

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >