El homenaje a las víctimas del atentado de Vic enfrenta a Ayuntamiento e Interior

Fernández Díaz afea al alcalde que no asistiera al acto y éste denuncia que no fue invitado

Nuevo enfrentamiento entre el Gobierno y una administración catalana, esta vez el Ayuntamiento de Vic (Osona), a cuenta del homenaje realizado ayer a las víctimas del atentado de la casa-cuartel de la localidad, donde murieron nueve personas en 1991.

El Ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, reprochó este lunes al alcalde Josep Maria Vila d'Abadal no acudir al acto asegurando que "determinadas ausencias hablan por sí solas, empezando por la de la primera autoridad". Sin embargo, el alcalde de Vic no fue invitado al homenaje y desde el Ayuntamiento aseguran que ni siquiera les fue notificada la presencia del Ministro en el municipio "tal y como marcan las normas de protocolo".

Las declaraciones de Fenández Díaz tuvieron lugar al finalizar el acto, cuando los periodistas le preguntaron por la ausencia de autoridades locales. Al ser preguntado por la razón para no invitar al alcalde, el ministro señaló que "a la vista de los antecedentes" -en referencia a la ausencia del alcalde de anterior homenaje-, prefirieron que en el acto estuvieran "los que queríamos estar".

Las palabras del ministro de Interior provocaron malestar en el Ayuntamiento vicense, que difundieron una nota de prensa lamentando no haber sido invitados al acto y "la utilización de las víctimas por intereses políticos". Desde el consistorio de Vic consideraron "lamentable" que "se pierdan las formas de cortesía" entre las dos administraciones.

El alcalde de Vic no asistió al homenaje a las victimas de la casa-cuartel en 2011 en protesta por unas declaraciones de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas. Desde el Ayuntamiento aseguran, en cambio, que el alcalde tiene costumbre de asistir a todo tipo de actos, "siempre que sea invitado". Josep Maria Vila d'Abadal sí asistió al homenaje en el año 2009, junto al entonces Ministro de Interior Alfredo Pérez Rubalcaba y al Presidente de la Generalitat, José Montilla. En aquella ocasión la ausencia sonada fue la de los sindicatos policiales.

El ministro Fernández Díaz asistió este lunes al homenaje en compañía de la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna; el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa; la directora general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos, y el presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), José Vargas, entre otros. Además se reunió con una veintena de víctimas del terrorismo en la casa-cuartel del municipio, que sustituyó a la que sufrió uno de los más sangrientos atentados de ETA en Cataluña, el 29 de mayo de 1991, en el que murieron diez personas, entre ellos cinco niños.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte el presidente de la ACVOT manifestó su "comprensión" por la no invitación a las instituciones de la localidad ya que "otras veces no han asistido" y "así se evita un mal trago".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS