Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores de RTVV piden una alternativa negociada al cierre

La protesta estaba convocada frente a varios Ayuntamientos

A ella han acudido todos los grupos municipales de la oposición

Cerca de 200 trabajadores de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) se han manifestado este viernes en Valencia para pedir una solución alternativa al cierre del ente público. La protesta, convocada frente a varios Ayuntamientos de la Comunidad Valenciana, ha sido secundada por todos los grupos municipales de la oposición del consistorio valenciano. Los trabajadores han comenzado con una concentración frente al Ayuntamiento de Valencia y han marchado en manifestación hasta la plaza de Manises donde un curioso Jaume I, cuyo escudo era una paella, ha apoyado a trabajadores, actores y ciudadanos que se niegan al cierre de RTVV.

RTVV no es tanca, és la teua [RTVV no se cierra, es la tuya], rezaba la pancarta que les acompaña desde el anuncio del presidente, Alberto Fabra. "Si tanquen RTVV el meu poble ni es veu ni té veu" [si cierran RTVV mi pueblo ni se ve ni tiene voz], decía al megáfono Amàlia Garrigós (periodista de Ràdio 9 afectada por el ERE), encargada de leer el manifiesto junto a Vicent García Devís, periodista de Canal 9 todavía en activo. "La RTVV que hemos tenido hasta ahora no siempre ha cumplido el objetivo por el que fue creada; no pedimos volver al pasado, queremos el futuro y que sea el espejo donde se puedan reconocer los valencianos", ha insistido el manifiesto.

La presidenta del comité de empresa, Salut Alcover, ha defendido que RTVV es "una herramienta fundamental para vertebrar las comarcas y los pueblos valencianos" y que "siempre hay tiempo para el dialogo porque siempre hay tiempo para el Estatuto de Autonomía, para nuestra cultura y para 1.600 puestos de trabajo". Respecto a las informaciones que apuntan a una eventual reunión del comité con el vicepresidente, José Císcar, Alcover ha asegurado que "el comité de empresa acudirá donde le llamen, a la hora que sea y donde sea". "No estaríamos donde estamos si se hubieran sentado a escucharnos", ha concluido.

 Tras la concentración en la plaza del Ayuntamiento, los trabajadores han recorrido la calle San Vicente, donde ha comenzado a sonar un grupo de paellas golpeadas con cucharas de madera en una improvisada paellada.

Al llegar a la plaza de la Reina, los manifestantes de la pantarta principal señalaban al cielo con el dedo. Desde la terraza del Miguelete, alguien golpeaba una de las paellas y mostraba una pancarta con el lema RTVV no es tanca. Los manifestantes aplaudían. 

Además de miembros del comité y trabajadores del ente público, a la manifestación ha acudido una representación de los escritores del audiovisual valenciano, con una pancarta en la que podía leerse No ens furtareu les paraules [no nos robaréis las palabras] y actores valencianos.

Dos de estos últimos, los intérpretes de L'Alqueria Blanca Carme Juan y Jaime Linares, han vuelto a leer el manifiesto. Salut Alcover ha indicado que el objetivo es trasladar nuevamente al Consell la voluntad del comité de "iniciar un diálogo y negociaciones de manera inmediata". Ha recalcado que un presidente de la Generalitat "es una persona que no puede decir nunca que una cuestión es innegociable" y "tiene la obligación de buscar salidas". "Venimos a decirle al Gobierno valenciano que estamos aquí y que estamos esperando a que se siente a escucharnos", ha subrayado.

Frente al Palau de la Generalitat, un moderno Jaume I sujetaba su escudo, una paella, de la que colgaba el lema RTVV no es tanca, els treballadors no som els culpables [RTVV no se cierra, los trabajadores no somos los culpables].

"Venimos a decirle al Gobierno valenciano que estamos aquí y que estamos esperando a que se siente a escucharnos", ha dicho la presidenta del comité de empresa, Salut Alcover. Para el comité quiere "iniciar un diálogo y negociaciones de manera inmediata" porque, a su juicio, el presidente, alberto Fabra, "es una persona que no puede decir nunca que una cuestión es innegociable" y "tiene la obligación de buscar salidas".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >