Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un exrector de la Universitat Rovira i Virgili por el ‘caso Innova’

El juez amplía la investigación a empresas y entidades vinculadas al ‘holding’ de Reus

La Guardia Civil interroga a la teniente de alcalde Teresa Gomis

Lluís Arola, a la izquierda, junto con su abogado, ayer a la salida del juzgado de Reus.
Lluís Arola, a la izquierda, junto con su abogado, ayer a la salida del juzgado de Reus.

El caso Innova, en el que se investigan las irregularidades perpetradas en las empresas municipales de Reus (Baix Camp), dio ayer un vuelco con una nueva operación contra la corrupción en la ciudad llevada a cabo por la Guardia Civil y que se saldó con la detención del exrector de la Universitat Rovira y Virgili, Lluís Arola; el fundador de la compañía de frutos secos La Morella Nuts, Joaquim Maria Barriach, y Xavier Goméz, exgerente del Tecnoparc, el parque tecnológico de Reus.

Los tres ejercían de director científico, director mercantil y secretario, respectivamente, de Shirota Functional Foods, una sociedad dedicada a la investigación nutricional de capital mixto público y privado. La empresa, creada en 2007, fue avalada por el Ayuntamiento de Reus con tres millones de euros pese a que el municipio tenía una posición minoritaria en ella y a la escasa actividad económica de Shirota. El aval acabó siendo ejecutado por la banca y el municipio tuvo que asumir todas las pérdidas de la empresa.

Arola, Barriach y Gómez quedaron en libertad con cargos tras declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Reus y el fiscal. Están imputados por delito societario, contra la Administración pública, blanqueo de capitales y falsedad documental, según fuentes judiciales.

Las detenciones se incluyen dentro una pieza separada de la amplia investigación judicial sobre la gestión de Innova, aún bajo secreto de sumario, y cuyo procedimiento principal se centra en los 720.000 euros (IVA excluído) abonados por el holding municipal a Carles Manté, exdirector del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) y expresidente de Shirota. Los hechos ocurrieron mientras Josep Prat, expresidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS), dirigía Innova. Ambos fueron detenidos en febrero por la Guardia Civil en una operación bautizada como Cirugía y, de hecho, los arrestos de ayer se produjeron por la cuantiosa documentación incautada en sus respectivos domicilios, según fuentes policiales.

Las detenciones se incluyen dentro una pieza separada de la amplia investigación judicial sobre la gestión de Innova

El exalcalde de Reus, Lluís Miquel Pérez (PSC), tambié está imputado junto a 13 ediles que gobernaron la ciudad del PSC, ICV y ERC que gobernaron la ciudad hasta las elecciones municipales de mayo de 2011 por conceder el aval. La CUP de Reus fue la que destapó el caso y dio pie a las investigaciones al denunciar las incompatibilidades de Prat —que alternaba cargos públicos y privados— y el aval concedido a Shirota, entre otras irregularidades.

La Morella Nuts, empresa privada que era el principal accionista de Shirota, con un 48% de las acciones, aportó a la sociedad una subvención concedida por el Centro para el Desarrollo Técnico Industrial del Ministerio de Economía de 1,34 millones de euros para investigar alimentos que pudieran prevenir enfermedades como el alzhéimer. El Ayuntamiento, por su parte, aprobó el aval para dos créditos de Shirota. Según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil, entre 2008 y 2009, Shirota apenas facturó 70.000 euros, aunque invirtió hasta 4,3 millones en mobiliario, equipos de laboratorio y “gastos de investigación y desarrollo”.

La investigación judicial se ha abierto también a la manera en la que el Consistorio dejó caer la empresa Teresa Gomis (CiU), teniente de alcalde de Reus, declaró ayer junto a un abogado en la Comandacia de la Guarcia Civil en Tarragona. El goteo de declaraciones podría seguir en los próximos días.

La Universitat Rovira i Virgili salió ayer en defensa de su exrector. “Arola ha actuado en Shirota siempre en representación y por lealtad de la universidad. La acción judicial me afecta personalmente, en tanto que él ejercía esta representación a petición mía”, suscribió el actual rector de la URV, Francesc Xavier Grau, quien no dudó en calificar la detención de “incomprensible”.

Proyecto ruinoso con fondos públicos

  • Shirota Functional Foods fue creada en Reus en mayo de 2007 con el objetivo de desarrollar alimentos funcionales. El exdirector del CatSalut, Carles Manté, fue nombrado presidente.
  • Los accionistas de la empresa eran la empresa La Morella Nuts (48%); la sociedad municipal, Innova (40%); la empresa mixta Tecnoparc (8%); la Universitat Rovira i Virgili (URV, 2%); y el hospital municipal Sant Joan (2%). El Ayuntamiento de Reus controla, directa o indirectamente, el 45,8% de Shirota.
  • El aval millonario. Innova avala en 2008 tres millones en créditos que la empresa pide a la banca. La decisión de asumir todo el riesgo, pese a su posición minoritaria, la toman el alcalde Lluís Miquel Pérez (PSC) y el director de Innova (Josep Prat).
  • Facturación mínima. La actividad económica de la empresa era mínima: nunca facturó más de 70.000 euros anuales.
  • La caída. La banca ejecuta el aval ante los impagos de Shirota y el Ayuntamiento asume todas las pérdidas. La empresa presenta concurso de acreedores en 2012.
  • Las imputaciones. El juez imputa el pasado mayo a los 14 ediles (del PSC, ICV y ERC) que votaron conceder el aval por malversación, prevaricación y delito societario.
  • Las detenciones. El juez ordenó ayer detener al exrector de la URV, Lluís Arola; al presidente de La Morella Nuts, Joaquim Barriach; y al exsecretario de Shirota, Xavier Gómez. Pérez, Prat y Manté han declarado ante el juez en los últimos meses.

Más información