La basura, por distritos

Recorrido audiovisual de EL PAÍS por los barrios para comprobar el estado de sus calles

[Pinchando en los números o en los nombres, este gráfico le permitirá navegar por los vídeos y textos de los distritos]

  1. CENTRO
  2. PUENTE DE VALLECAS
  3. RETIRO
  4. SALAMANCA
  5. CHAMARTÍN
  6. TETUÁN
  7. CHAMBERÍ
  8. MONCLOA-ARAVACA
  9. USERA
  10. MORATALAZ
  11. CIUDAD LINEAL
  12. VILLAVERDE
  13. VILLA DE VALLECAS
  14. VICÁLVARO
  15. SAN BLAS-CANILLEJAS
  16. BARAJAS
  17. HORTALEZA
  18. FUENCARRAL-EL PARDO
  19. LATINA
  20. CARABANCHEL
  21. ARGANZUELA
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
  11. 11
  12. 12
  13. 13
  14. 14
  15. 15
  16. 16
  17. 17
  18. 18
  19. 19
  20. 20
  21. 21

Como si de un país se tratase, los diferentes distritos de Madrid presentan cada uno sus hechos diferenciales en cuanto al aspecto que reflejan a causa de la huelga de limpieza viaria y de jardines. Hay vecinos que ponen el acento en la suciedad y los olores. Y otros, en los impuestos que pagan, que no se corresponden, dicen, con lo que ven cuando salen a la calle. Montañas de basura que, en algunas zonas, se suceden cada cinco metros y en otras se ocultan tras calles aledañas a las avenidas principales. Todos ellos, eso sí, repiten palabras como "vergonzoso", "desastre" o "impropio" de una ciudad que, gracias al cielo, tiene estos días el tiempo meteorológico de su parte: "Si lloviese esto sería una auténtica cloaca". 

» CENTRO (135.472 habitantes)

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En la Gran Vía, los paseantes siguen su camino sin mirar la basura que jalona las aceras en la arteria principal de la capital. Es como si, tras días y días de parón, los peatones se hubiesen resignado a contemplar la postal de cajas de lechugas podridas, cáscaras de plátanos, cajetillas o colillas que rezuman de las papeleras. O las montañas de cartones, bricks de leche y ropa tirada, que da la bienvenida a los turistas en muchas de las esquina de este céntrico enclave. El sonido del tráfico se ve interrumpido muchas veces por bolsas de plástico que explotan al paso de los coches. Pero ya no pitan. 

En la calle de Valverde, los niños buscan la parte de la acera más limpia para jugar a la pelota. Según cuenta Inés Higos, vecina de 60 años, unos vándalos trataron de quemar la pasada semana un contenedor, "pero la policía llegó a tiempo". Otra de estas instalaciones luce sin embargo calcinada justo en la esquina de esa calle. Hay papeles y cartones carbonizados además de cristales rotos frente a la fachada del colegio de las Mercedarias de Juan de Alarcón. Las risas de los niños, de unos siete años, llegan desde una de las ventanas. Al salir, sus padres les agarran con firmeza de la mano.

[IR AL MAPA DE DISTRITOS]

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS