El PP alega que el repago de fármacos era una “demanda de la sociedad”

El diputado Santalices asegura que mucha gente pedía que se pagase un recargo Defiende que la cantidad por las medicinas es en función de la renta

El Parlamento de Galicia vuelve a votar en contra de la supresión del copago farmacéutico a enfermos crónicos impulsado por el Ministerio de Sanidad. La eliminación de esta medida que la Xunta empezará a aplicar antes de final de año fue reclamada por todos los partidos representados en la Cámara salvo el PP. “Los repagos matan a la gente”, insistió la autora de la iniciativa, la diputada del BNG, Montse Prado. El mismo argumentó lo replicó la parlamentaria de AGE, Eva Solla, quien acabó citando el poema de Bertold Bretch Muchas maneras de matar. “Hay muchas maneras de matar. Pueden meterte un cuchillo en el vientre. Quitarte el pan. No curarte de una enfermedad”.

Más información
Revuelta municipal contra el copago
La Xunta cree “paradójico” que ayuntamientos asuman el copago
Sanidade niega que el copago de fármacos en hospitales sea recaudatorio
Quince municipios de Lugo deciden asumir el nuevo copago

Anticipando la respuesta del Gobierno, la portavoz de Sanidad del PSdeG, Carmen Acuña, preguntó si también los alcaldes del PP que se significaron en contra de la medida practican la demagogia. “O los presidentes autonómicos de su partido”, preguntó la dirigente socialista. “Si es poco dinero, no lo cobren. Estaba batalla la tienen perdida, se está percibiendo como el inicio de la revuelta contra un Gobierno cruel e insolidario. Lleguemos todos a un acuerdo en esta cámara para parar este horror”, reclamó Acuña.

Pero en su turno el vicepresidente del Parlamento y responsable de Sanidad del PP, Miguel Santalices no dio su brazo a torcer. Defendió incluso que el repago “en función de la renta” era una medida que “venía reclamando la sociedad”. “No sé a ustedes, a mí me lo decían por la calle”. Santalices dio a entender que existía una demanda ciudadana para que los pacientes crónicos pagasen sus medicinas en función de su renta, en lugar de que la financiación llegase a través de los impuestos (donde sí paga más el que más tiene).

El representante del PP insistió en que con el nuevo sistema los parados -que antes sí lo hacían- ya no deberán abonar los fármacos. Y de paso tachó de demagógicos a los alcaldes que se han rebelado contra la medida y que se han ofrecido a abonar esos tratamientos con fondos municipales. “El espíritu de Riotorto lo encarna el mismo alcalde que rechazó un centro de salud en su municipio. Este es el que defiende los servicios sociales. Es demagogia, no va a tener que pagar los tratamientos ni a dos pacientes. Y ojalá no hubiese ninguno”. La réplica de la diputada nacionalista Montse Prado fue pedir que “también la Xunta haga demagogia y se ocupe de los enfermos”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS