Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La contabilidad b de Hispano Almería revela 8,5 millones en sobornos

Políticos y técnicos de Diputación y cinco Ayuntamientos recibieron supuestas comisiones

Este documento manuscrito procede de la agenda del exsocio Ángel Sánchez e incluye las obras, el importe adjudicado, el 5% de aval al banco, el importe entregado como comisión, y si está pendiente o abonada. Ampliar foto
Este documento manuscrito procede de la agenda del exsocio Ángel Sánchez e incluye las obras, el importe adjudicado, el 5% de aval al banco, el importe entregado como comisión, y si está pendiente o abonada.

La contabilidad b de la constructora Hispano Almería revela supuestos sobornos que suman, al menos, 8,5 millones destinados a políticos y técnicos de la Diputación de Almería y los municipios de Roquetas de Mar, Níjar, Carboneras, Vícar y La Mojonera, además del Partido Popular. La empresa estableció un sistema para supuestamente beneficiar a dirigentes y funcionarios responsables de conceder los concursos públicos de obras.

Las decenas de recibos que formaron parte de esa contabilidad b fueron presuntamente pagados entre 1999 y 2009 por el constructor Miguel Ángel Morales Duarte, dueño de Hispano Almería. Este firmaba los comprobantes, en ocasiones junto a los receptores de las cantidades, que eran entregadas en efectivo en sobres blancos con billetes de 500 euros. Los recibos incluyen los nombres de dirigentes del PP como el exdiputado Gonzalo Bermejo o del PSOE como el líder de la oposición municipal en Roquetas, Juan Ortega Paniagua, además de abonos para las elecciones municipales y otros para las autonómicas o nacionales. Mientras que bajo el acrónimo POL se esconden los políticos receptores de las supuestas mordidas del 10% del presupuesto de la obra, la contabilidad refleja que los funcionarios técnicos Javier Macías (1,1 millones), Alfonso Salmerón (504.000 euros), Manuel Bermejo (102.000 euros) y Manuel Rodríguez (12.000 euros) podrían haber obtenido un 4%.

La cifra pagos supera los 8,5 millones contabilizados hasta 2009 porque en la documentación del verano de 2011 se reflejan pagos pendientes a políticos por 156.000 euros. Entre los abonos a dirigentes, destacan pagos muy elevados, de hasta 240.000 euros, a políticos vinculados al Ayuntamiento de Roquetas de Mar. Además, hay otros para costear las elecciones municipales en Níjar y un abono de 5.000 euros pagado en agosto de 2008 a miembros del Ayuntamiento de La Mojonera, presidido por el parlamentario popular José Cara.

A las evidencias de los recibos firmados por el constructor, el contable y en ocasiones los cobradores del dinero negro se le suma un documento hallado en la agenda particular del exsocio de la constructora Ángel Sánchez (ya fallecido). Este escrito detalla las obras de Hispano Almería contratadas con el Ayuntamiento de Níjar (PP) y apuntes manuscritos de Sánchez. Tras los nombres de las obras como un acceso a Níjar (714.000 euros), una guardería (363.000 euros) o una zona comercial (312.000 euros), figura “IMP. Adj.” (importe adjudicado); el 5% de aval ante el banco (estipulado por ley al ser obra pública) titulado “5% AVAL”; el “IMP. Ent” (importe entregado como comisión); y la fecha del mismo, que en dos ocasiones se elevó a 20.000 euros para las elecciones de 2007 y 2008 (“Elec/07 y Elec/08”). Finalmente, en la última columna, el “SALDO” fija si la comisión se ha pagado o figura con saldo negativo por estar pendiente de abonar.

El alcalde de Níjar desde 2007, Antonio Jesús Rodríguez (PP), rechazó que se hayan pagado comisiones ilegales por las obras realizadas por el Ayuntamiento que preside.

El post-it incluido en la primera página de la agenda de Sánchez es esclarecedor sobre la costumbre de pagos ilegales: “Preparar 60.000 euros para A. Salmerón [técnico del Ayuntamiento de Roquetas] para 10/6/07 obra 435”. Sánchez firmó numerosos recibos de la contabilidad b y era considerado por las instituciones y empresas colaboradoras de Hispano Almería como “el alma de la empresa”. Mientras que Miguel Ángel Morales Carillo, hijo del antiguo dueño de Hispano Almería, insiste en negar la veracidad de los recibos, Amat dice que sufre “lo más parecido a acoso psicológico” tras las denuncias ciudadanas y las noticias que cuestionan su política de urbanismo desmedido.

La cantidad de 8,5 millones en sobornos que refleja la contabilidad b de la constructora no incluye los regalos que cada año recibían todos los políticos y técnicos implicados en las obras públicas adjudicadas. El alcalde de Roquetas de Mar y presidente del PP almeriense, Gabriel Amat, fue el más beneficiado por esta costumbre y percibió presentes por 11.085 euros, pero a él se le suman ocho alcaldes, un senador, un diputado y decenas de técnicos y funcionarios. “Al que se portaba mal y no agilizaba un convenio o una obra, se le castigaba al año siguiente sin regalo”, matizan fuentes de la empresa sobre los regalos, que pueden ser tipificados como cohechos en la investigación de la Fiscalía Superior.