Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Los niños no compartirán espacio”

Una carta del titular de un centro concertado de Arganda, que realojará a 500 alumnos de uno público, provoca una “confrontación” entre los padres

Lucía Figar y el alcalde de Arganda, J. Rodríguez Sardinero, en la colocación de la primera piedra del nuevo San Juan Bautista, que no se construyó.
Lucía Figar y el alcalde de Arganda, J. Rodríguez Sardinero, en la colocación de la primera piedra del nuevo San Juan Bautista, que no se construyó.

Medio millar de alumnos de Arganda del Rey de tres a 12 años se mudan el lunes del colegio público San Juan Bautista a un pabellón independiente del centro concertado Virgen de la Soledad, situado a menos de un kilómetro. Los padres lo supieron hace apenas dos semanas. La carta que envió a las familias el 23 de octubre el titular del centro concertado ha levantado ampollas entre las familias, que han cruzado acusaciones en las redes sociales por el traslado. Se acusan de “invadir el colegio” o de crear “guetos” después de que el titular del Virgen de la Soledad señalara en la circular que los escolares no compartirán “ningún espacio de manera simultánea”.

La carta empieza señalando que la Consejería de Educación y el Ayuntamiento de Arganda del Rey comunicaron “sin previo aviso ni negociación” el traslado. El titular del centro añade que para que la vida de sus actuales alumnos “no se vea alterada” exigieron condiciones “que garantizan una independencia absoluta entre los dos centros”. Los patios “serán utilizados en horarios distintos”, según la carta. Los niños del público “se adaptarán a los horarios de nuestro centro, que no se verán alterados en ningún caso”. Para ello, atrasarán media hora la entrada, hasta las 9.30.

El titular del concertado añade como “agradecimiento” a la “comprensión y solidaridad” de los padres que el centro “ha decidido subvencionar” las cuotas que pagan las familias, que pasarán de costar 110 a 50 euros al mes, hasta junio de 2014. Los centros concertados reciben subvenciones públicas y los pagos de las familias son voluntarios, no obligatorios. Este periódico solicitó ayer sin éxito la versión del centro.

El Ayuntamiento de Arganda considera “desafortunada” la carta, según el edil de Educación, Javier Díaz, porque “quizá la gente sacó las cosas de madre en las redes sociales”. Una de las madres de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del San Juan Bautista, Ana Tormo, lo explica así: “Algunos padres del colegio concertado se quejaban de que les iba a llegar una avalancha de 500 niños que se iban a beneficiar de las instalaciones sin pagar y los del nuestro, replicaban que son unos pijos y cosas así”. Se trata de “una minoría”, según esta madre.

Ante la polémica abierta, las dos Ampas señalan en una carta conjunta que están “en completo acuerdo con el traslado de los niños”, que se desvinculan “completamente” de las opiniones de los foros “donde se diferencian e incluso se discrimina por razones de raza o renta familiar” y piden a las familias que las “confrontaciones” terminen “cuanto antes”. Por último, culpan a la Comunidad y el Ayuntamiento de no haber buscado una solución antes. “Nos avisaron con solo dos semanas de plazo, no es la forma de hacerlo”, se queja Tormo.

La Comunidad de Madrid prometió un colegio nuevo para los chicos de San Juan Bautista para el curso 2011-2012. El actual, construido hace casi 40 años, tiene “una cimentación inadecuada y obsoleta”, según un portavoz de Educación. Se licitaron en diciembre de 2010 por 4,9 millones pero la adjudicataria “abandonó obligando a la consejería a resolver el contrato”, según Educación. En marzo de 2011, la consejera Lucía Figar y el alcalde de Arganda, Pablo José Rodríguez Sardinero, colocaron en un acto oficial la primera piedra del colegio, como aún reflejan las fotografías de la web del Consistorio.

En diciembre de 2012 se sacó a concurso de nuevo la obra y “renunciaron, voluntaria y unilaterlamente, las 16 empresas licitadoras”, según el portavoz de Educación. El próximo 5 de noviembre se demolerá el viejo colegio para edificar uno nuevo en la misma parcela. La consejería, que ofrece transporte público gratis a los niños del San Juan Bautista, pagará 59.000 euros al mes de alquiler al Virgen de la Soledad por acoger a los nuevos escolares. El centro está ubicado sobre una parcela municipal. El Ayuntamiento no aclara si cobra canon al centro por ocupar los terrenos ni a cuánto asciende en caso de ser así.

El grupo parlamentario de Izquierda Unida ha presentado una pregunta al pleno de la Asamblea de Madrid para conocer "la valoración que hace la consejera de la situación en la que se encuentran los alumnos matriculados" en el San Juan Bautista. El PSOE señala que también pedirá explicaciones en el parlamento autonómico cuando termine el traslado.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram