La Generalitat flexibiliza sus posiciones tras el diálogo entre Duran y Rajoy

Homs pide al Gobierno que presente una propuesta alternativa al plan de Artur Mas

El Gobierno catalán, durante la reunión de este martes.
El Gobierno catalán, durante la reunión de este martes.Carles Ribas

Nuevo punto de inflexión en el plan soberanista de la Generalitat de Cataluña. Los contactos entre Convergència i Unió y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conocidos hoy, han coincidido este martes con un discurso de mano tendida por parte del Gobierno catalán hacia el Ejecutivo central. El portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, ha pedido al Gobierno que presente una propuesta alternativa al plan soberanista y ha intentado abrir un espacio para el diálogo al dejar claro que no serán ellos quienes fijen un plazo de tiempo concreto para hablar de esta propuesta si se llega a concretar.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha admitido este martes en declaraciones a la Cadena Ser contactos con el PP, el PSOE y su propia federación para abordar la situación catalana, aunque ha dejado claro que es el Estado quien debe dar una "respuesta" para hacer posible el encaje de Cataluña. Se está "un poquito más lejos del choque de trenes, hay una puerta de esperanza con estos contactos". "No es que me muestre muy optimista, pero algo semueve", ha dicho. No obstante, Duran ha admitido que no caben "demasiadas ilusiones" porque la solución al conflicto es "difícil".

Duran Lleida ha explicado que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reunió con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, antes de la entrevista que el socialista mantuvo con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y que él también habló con Rajoy semanas antes y con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Más tarde, y en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Gobierno catalán, el consejero Francesc Homs se ha mostrado confiado en que el Gobierno central hará una contrapropuesta al plan soberanista. "Se empieza a construir un diagnóstico compartido de que alguna cosa se tiene que hacer. En Cataluña hay una propuesta sólida y ratificada por las urnas que hará su curso si ellos no quieren hablar de nada; imagino que algún día harán su propuesta", ha dicho Homs. En cualquier caso ha destacado que "hay que poner en valor que haya un diagnóstico compartido".

Homs ha hecho un segundo guiño al Gobierno central al asegurar que la Generalitat no pone una fecha tope para que se produzca este diálogo. Pese a que el Parlamento autónomo aprobó el mes pasado que la negociación no debía demorarse más allá del 31 de diciembre, hoy Homs ha asegurado que no hay plazos para el diálogo. "La Navidad no es ninguna fecha límite", ha insistido.

El portavoz del Gobierno catalán asegura que hay elementos para pensar en que tanto el PSOE como el PP comienzan a ver que hay que actuar en Cataluña. Con todo, Homs ha admitido que en el caso del Gobierno central estos elementos son más de percepción que hechos concretos. Con todo, ha insistido en que mientras no haya una propuesta "nosotros seguiremos recorriendo el camino marcado", que es la consulta en 2014.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS