Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal falta a la declaración de un exedil de Amat imputado

El juez investiga el permiso de ocupación de diez chalés de lujo con una licencia de obras anulada

Viviendas cuya licencia investigan los juzgados de Almería. Ampliar foto
Viviendas cuya licencia investigan los juzgados de Almería.

La Fiscalía ha sido la gran ausente en la declaración como imputado por presunta prevaricación de José María González Fernández, exconcejal y exprimer teniente de alcalde de Roquetas de Mar durante el mandato de Gabriel Amat, presidente del PP y de la Diputación de Almería. González compareció por la concesión de permiso de ocupación de diez chalés de lujo cuya licencia de obra había sido anulada antes por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

A esta denuncia se han añadido otras anteriores y posteriores sobre posibles irregularidades urbanísticas que forman parte de las mismas diligencias que instruye el Juzgado número uno de Roquetas de Mar.

La de mayor calado es la que trata de esclarecer la relación entre el exconcejal y su mentor, Amat, en una supuesta trama societaria relacionada con la gestión urbanística de este municipio del Poniente almeriense desde la entrada del presidente del PP en el Ayuntamiento en 1995, como denunció la Asociación AMAyT y particulares afectados por dicha gestión.

La maraña comenzó a destejerse con la declaración de ayer, a la que el ministerio público faltó, pese a la investigación de la Fiscalía del TSJA sobre la supuesta financiación irregular del PP a partir de la adjudicación de obras en Roquetas.

El exconcejal respondió a las preguntas de la magistrada, de su abogado (el del Ayuntamiento de Roquetas de Mar) y del abogado de Gabriel Amat, personado recientemente en la causa. Aseguró que él no concedió directamente la licencia sino que fue la comisión de gobierno a raíz de informes favorables del interventor y del secretario municipal.

A la salida del Juzgado de Instrucción, José María González, de 70 años, dijo sentirse “tranquilo” y consideró su imputación como “una anécdota más en la vida”. “Aquí no hay ningún tema de nada en absoluto”, resolvió. También negó la supuesta financiación irregular del PP con dinero de la caja b de una empresa constructora, cuyos pagos que investiga la Fiscalía del TSJA. Su nombre figura entre los pagarés de esa empresa, pero él negó haber recibido dinero. “Nadie ha cobrado de esa empresa”, añadió para exculpar también a otros compañeros de partido que figuran entre los posibles beneficiarios.