Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos detenidos en Jaén por matar y enterrar 12 caballos

El dueño de un centro ecuestre tenía otra docena de animales en estado crítico de desnutrición

Uno de los caballos localizados en la finca.
Uno de los caballos localizados en la finca.

La Guardia Civil ha detenido en Quesada (Jaén) a un hombre como presunto autor de un delito de maltrato animal tras haber constatado que había matado y enterrado en una finca de su propiedad a 12 caballos y tener otra docena de ellos en un estado crítico de desnutrición y pésimas condiciones higiénico-sanitarias. En la misma operación se detuvo a otro hombre cuando intentaba transportar a uno de los caballos intervenidos desobedeciendo la orden de inmovilización.

El principal responsable era el dueño de un centro ecuestre en esta localidad de la comarca de la Sierra de Cazorla, pero la Guardia Civil comprobó que no pudo acreditar documentación alguna de los équidos, tanto de los ya enterrados como de los que se encontraban en estado crítico en el interior de una cuadra. Los animales carecían del microchip reglamentario y no estaban inscritos en el registro oficial de la Junta de Andalucía. Los agentes que lo detuvieron sospechan que el dueño de este picadero empezó a criar los animales sin darlos de alta y, cuando no ha podido asumir su mantenimiento, empezó a deshacerse de ellos y a abandonarlos.

El detenido está acusado de un delito de maltrato animal, pues además de los 12 animales muertos y enterrados la Guardia Civil encontró otra docena de ellos a punto de morir por desnutrición, encerrados en una cuadra llena de orines y sin alimentación.

Desde que irrumpió la crisis está siendo una constante el abandono de caballos entre particulares que no pueden hacer frente al coste de su mantenimiento. Se calcula que el año pasado se sacrificaron en toda España unos 80.000 caballos, más de la cuarta parte en Andalucía. Con todo, según las estadísticas del Ministerio de Agricultura, en los siete primeros meses de este año, se han sacrificado en Andalucía 3.420 équidos, un 57% menos que en el mismo período del año anterior.

Mientras los mataderos están desbordados, hay otros centros ecuestres que se dedican a acoger a los animales abandonados por sus dueños. Es el caso del centro ecuestre Grañena de Jaén, que facilita la adopción de caballos abandonados y ofrece sus instalaciones para el cuidado de los animales. "Sigue habiendo mucha gente que no puede mantener los caballos y los abandona a su suerte, condenándolos a morir", reconoce Alfonso de la Chica, responsable del centro de Grañena. Este centro cobra 170 euros al mes por el cuidado de un caballo.