Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla de Fagor se estrena en el paro desolada por su incierto futuro

La cooperativa se centra en el plan de viabilidad y en refinanciar la deuda

Trabajadores de Fagor y de Edesa protestan en las calles de Basauri por el cierre de la cooperativa:
Trabajadores de Fagor y de Edesa protestan en las calles de Basauri por el cierre de la cooperativa: AP

Los 2.000 trabajadores de Fagor Electrodomésticos afrontaron ayer su primer día en el paro con las mismas incertidumbres y preocupaciones sobre su futuro y el de la cooperativa que el pasado miércoles, cuando la principal compañía de la Corporación Mondragón (antes MCC) entró en preconcurso de acreedores y paralizó la actividad en la mayoría de sus factorías. “Solo conocemos la declaración de buenas intenciones” que la dirección del grupo trasladó la semana pasada a la plantilla, aseguró Exabier Arrieta, representante del consejo social de Fagor. El desasosiego de los empleados responde a la falta de respuestas por parte de los rectores de la cooperativa y de la corporación.

Los trabajadores, muy descontentos con la gestión que la dirección ha realizado en Fagor Electrodomésticos, aseguran que todavía no han sido informados de la situación real de la compañía, el alcance exacto de la deuda, la cifra de empleos que se podrán salvar, qué pasa con las aportaciones y préstamos a la empresa que han realizado muchos socios... Estas incógnitas podrían resolverse en la reunión que se ha fijado para mañana entre el consejo rector (la dirección de Fagor) y el consejo social (la representación laboral), según informó Arrieta.

Del mismo modo que el pasado viernes, todos los trabajadores afectados se echaron a las calles de Mondragón para exigir la defensa de sus puestos de trabajo, la movilización se repitió ayer en Basauri, donde tiene su sede la planta de Edesa-Fagor, que da empleo a unas 200 personas y en cuya fachada se colocó un gran cartel escrito en euskera No al cierre.

En la marcha participaron unas 2.000 personas, entre las que se encontraban unos 400 operarios de las fábricas de Fagor en Gipuzkoa, que acudieron a la localidad vizcaína en ocho autobuses y vehículos particulares. Al término de la protesta, que ha discurrido en medio de aplausos, silbidos y gritos contra el cierre de las factorías, Arrieta indicó a los medios informativos que el futuro de Fagor es un mar de dudas y que por ahora solo conocen el compromiso de Fagor de crear una oficina de empleo y mantener el trabajo a unas 1.000 personas.

Los empleados dudan de las intenciones de la dirección de la compañía industrial

La cooperativa no ha hecho aún ninguna comunicación oficial desde que se acogió al preconcurso. Sus responsables están dedicando ahora todos sus esfuerzos en tres frentes: la elaboración de un plan de viabilidad, la búsqueda de financiación y la negociación con los acreedores para refinanciar la deuda, que supera los 800 millones de euros.

Todas las plantas de producción de Fagor Electrodomésticos se encuentran cerradas salvo la de Bergara, aunque esta también deberá cerrar próximamente. También han parado las plantas de Francia y Polonia. No así la de China, al tratarse de una alianza (joint venture) con una compañía de aquel país.

Unos 1.200 trabajadores ya están en el paro, mientras que otros 800 aproximadamente continúan trabajando en todo lo relacionado con el área comercial, internacional, servicio pos venta, administración, financiero o atención al cliente, según fuentes de la cooperativa. La paralización de las líneas de producción está teniendo ya efectos en los talleres auxiliares y proveedores de motores, motobombas, plásticos, talleres de montaje, de componentes... de la zona.

Los municipios y la agencia de Desarrollo Comarcal del Alto Deba realizarán un análisis del impacto en cada de las localidades de la situación de preconcurso de Fagor Electrodomésticos. Esta es una de las conclusiones de la reunión que celebró el diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano, con los alcaldes de ocho municipios —Mondragón, Eskoriatza, Oñati, Bergara, Elgeta, Aretxabaleta, Antzuola y Leintz-Gatzaga— de la comarca.

Los municipios trabajarán conjuntamente con el Gobierno vasco, la Corporación Mondragón, la Diputación y la mancomunidad para abordar esta crisis. Entre todos deberán analizar los recursos públicos de los que se pueden disponer para amortiguar los efectos del crac de Fagor Electrodomésticos.

Garitano expresó su deseo que el plan de viabilidad que presente la cooperativa sea “pegado a la realidad”. Respecto a las críticas recibidas en los últimos días por parte del presidente del PNV, Andoni Ortuzar, por la gestión del Gobierno foral de Bildu de la crisis de Fagor, Garitano ha considerado “mezquino” aprovechar un problema como el de la cooperativa guipuzcoana para “con mentiras, intentar hacer política y obtener algún tipo de rédito”.