Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la Diputación coruñesa confía en más fusiones municipales

El presidente de la institución no mencionó casos concretos de procesos de negociación

“El tema de las fusiones quedó pendiente en la última reforma de la administración local que se está tramitando en el Congreso, que era un momento bueno para delimitar por ley la nueva planta municipal”, señaló el presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo y secretario general del PP en la única provincia en la que se ha realizado una fusión de dos ayuntamientos –Oza y Cesuras- en la etapa democrática en Galicia. Calvo señaló en los Almorzos On/Off del Colexio Profesional de Xornalistas de Galicia que la unión de corporaciones locales, ya que no se acomete por ley, debe estimularse para que se realice voluntariamente. “Hay ayuntamientos que lo están hablando, algunos van en serio y podría ser que en 2014 haya alguna fusión”, aseguró.

El presidente de la diputación coruñesa no mencionó casos concretos de ayuntamientos en procesos de negociación. Sobre si una de las posibilidades fuese la de A Coruña y Arteixo, Calvo apuntó que “podría ser un de los muchísimos que se podrían llevar a cabo”, y que tanto el alcalde coruñés, Carlos Negreira, como el de Arteixo, Carlos Calvelo “ya conocen mi opinión al respecto. Yo creo que de los 93 alcaldes de la provincia casi ningún no me escuchó hablar de una posible fusión y saben cuál es mi punto de vista”.

Su punto de vista, reiteró, son las fusiones de ayuntamientos como estrategia para mejorar la eficiencia en la prestación de servicios al ciudadano, “aunque también se puede lograr mediante uniones intermunicipales como las creadas en los últimos meses en Galicia. Es una situación que ni siquiera afecta especialmente a nuestra comunidad, porque en Castilla hay ayuntamientos de 80 habitantes, y León tiene 380 municipios”. Diego Calvo desmintió que decisiones como estas se tomen, o no se tomen, por cálculo electoral: “Hay que hacer política no pensando en la siguiente convocatoria electoral, porque si no las decisiones que tiene que tomar un político no las tomaría”.