Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mal perder del Área Metropolitana de Barcelona

El ente amenaza con denunciar al autor de una aplicación para móviles sobre el transporte público

A la izquierda, la aplicación desarrollada por Erezo. A la derecha, la oficial del Área Metropolitana
A la izquierda, la aplicación desarrollada por Erezo. A la derecha, la oficial del Área Metropolitana

Open City es uno de esos paradigmas que tanto gustan en el Ayuntamiento de Barcelona, que preside Xavier Trias. Consiste en hacer públicos y accesibles datos de la ciudad —la antigüedad de los coches, la localización de los aparcamientos...— para que emprendedores los usen y desarrollen aplicaciones para móviles. La panacea económica en el Boston mediterráneo.

Eduard Ereza, un autónomo de 27 años, se creyó la historia. En febrero, desarrolló Proper bus Barcelona, una aplicación para conocer a través del teléfono móvil los horarios y paradas del transporte público. El programa utilizaba los mismos datos de AMBTempsbus, la app oficial del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), que también preside Trias. El informático la mejoró añadiendo geolocalización, mapas y datos del Open City. “Proper bus llegó a ser la décima aplicación de transportes más descargada en España”, alardea Ereza.

Hasta el viernes pasado. Ese día, el joven recibió un burofax del Centro Metropolitano de Información y Promoción del Transporte, Cetramsa, comunicándole que hacía un “uso desleal de los datos”, violaba la propiedad intelectual y se reservaba “futuras acciones legales”. Le pedía a Ereza sacar la app de las tiendas y publicar anuncios en dos diarios de circulación nacional diciendo que él hacia un “uso indebido”.

“Los datos son información pública y oficial, provienen de la misma app de la AMB”, explica el programador. En su página web, AMB asegura que los datos puedes reproducirse “siempre que se respete el contexto original y no se modifiquen”. Un portavoz del AMB quitó hierro al burofax y explicó que sus datos son “públicos, pero hay que informar de su uso”, algo que no se lee en ningún momento en el aviso legal de la web.

“Esta persona está actuando como un pirata, absorbiendo los datos”, añadió. El Área busca centrar un precedente y así evitar que ocurran casos similares. El Ayuntamiento, por su parte, aseguró que actuará de mediador en el conflicto, por el que hoy se celebrará una reunión entre ambas partes. El Consistorio reiteró su compromiso para potenciar el Open Data.