Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entidades ecologistas y sociales instan a la retirada del borrador del plan del Júcar

Argumentan que el borrador incumple la normativa europea

Entidades ecologistas y sociales sostienen que el borrador de Plan Hidrológico del Júcar, en periodo de información pública, incumple de manera "flagrante" y "sistemática" la directiva marco del agua (DMA), por lo que han solicitado que se retire el documento y se redacte uno nuevo.

En un comunicado, Xúquer Viu, Federació d’Ecologistes en Acció del País Valencià, Acció Ecologista-Agró, AEMS- Ríos con Vida, WWF-València, la Federación de Piragüismo de Castilla- La Mancha, Comisiones Obreras y Ecologistas en Acción-La Manchuela critican que el borrador "no aborda cuestiones claves como la contaminación difusa por pesticidas y nitratos en las masas de agua subterránea, los permisos de estudio e investigación utilizando técnicas de fracking o la recuperación del buen estado de las masas de aguas subterráneas que están sobreexplotadas".

Para estas entidades, el borrador revela la "incapacidad técnica y política de la Administración para defender el interés común de los ciudadanos y articular un documento de planificación que cumpla con los objetivos y requisitos exigidos por la DMA", a lo que se suma "el incumplimiento de los plazos" para la aprobación del plan, cuyo periodo de vigencia debería haber sido 2009-2015.

Además, presenta un régimen ecológico de caudales "incompleto" y "claramente insuficiente" y "no presta atención a la recuperación de la calidad hidromorfológica" de los ecosistemas fluviales, en particular la recuperación de la conectividad fluvial por eliminación de azudes en desuso, argumentan las organizaciones firmantes.

En esta línea, destacan tamibén que "falta determinación" en los objetivos ambientales, así como en la fundamentación de los volúmenes de agua asignados a L'Albufera de Valencia, y que se "sobreestiman" los recursos hídricos en los escenarios de cambio climático en el horizonte 2030.

Asimismo, señalan que "no garantiza la aplicación de la prioridad máxima de asignación de agua de buena calidad al abastecimiento a poblaciones -en la Ribera del Júcar habrá que comprarla a los regantes- y carece de medidas de recuperación de los costes por parte de los usuarios de acuerdo con el principio quien contamina, paga".

El borrador de Plan Hidrológico del Júcar sigue apostando en el futuro por trasvases de agua entre cuencas hidrográficas diferentes, lo que supone el incumplimiento del "principio de unidad de cuenca en la planificación", advierten los firmantes, que consideran este punto grave porque la la cuenca del Júcar "se encuentra en un estado ecológico muy deficiente".

Por lo tanto, los trasvases del Júcar a las cuencas del Palancia, Turia y Vinalopó "deberían tender a su progresiva reducción, y los usos que ahora se satisfacen deberían ser revisados y tender a su satisfacción mediante una adecuada recuperación, conservación y reasignación de los propios recursos de estas cuencas", indican.

Además, las entidades que suscriben el documento de rechazo al borrador del plan consideran necesaria una "drástica reducción de los bombeos" que permita la recuperación de llos acuíferos subterráneos.