Fabra asegura que no llevará imputados en las listas electorales

El presidente asume que será el candidato del PP en las autonómicas de 2015

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, aseguró este miércoles que no llevará imputados en casos de corrupción en las candidaturas municipales y autonómicas del PP en las próximas elecciones. En una entrevista realizada en Nou (antes Canal 9), Fabra argumentó que las personas imputadas “no han de tener protagonismo”. “No las estoy condenando, pero para dar confianza a los ciudadanos debemos evitar que esas personas puedan ocupar cargos”, remarcó el responsable del Gobierno valenciano, que pidió un “gran acuerdo entre partidos para que esas personas no puedan ocupar puestos de representación política”.

Durante la entrevista en el programa D Nou, en la que respondió a preguntas de los responsables de los principales medios de prensa escrita en la Comunidad Valenciana, entre ellos EL PAÍS, Fabra afirmó con rotundidad, que “no” habrá imputados en las candidaturas del PP. Sin embargo, evitó pronunciarse sobre casos concretos como el de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, imputada en el caso Brugal.

Así, el jefe del Consell mostró su confianza en que antes de la confección de las candidaturas electorales se haya resuelto la situación de Castedo. “Una persona con responsabilidad política no puede estar tanto tiempo en esa situación (de imputada) porque le resta energías a su trabajo”, dijo Fabra, que admitió respecto a Castedo que, “hasta que la justicia no diga otra cosa”, no adoptará una decisión irrevocable como apartarla de la alcaldía.

La oposición insta al jefe del Consell a iniciar la limpieza en las Cortes ya

En sus respuestas, el presidente negó también la existencia de una contabilidad B en el PP de la Comunidad Valenciana —“Puedo asegurar que no ha existido”— y justificó su apoyo personal a Carlos Fabra, que está siendo juzgado por delito fiscal y tráfico de influencias, porque se lo encontró en un acto oficial en la Cámara de Comercio de Castellón, donde tiene plaza de secretario. “A nivel político, Carlos Fabra, formaba parte de una sociedad publica (Aerocas) y fue relegado cuando fue procesado”, remachó el presidente.

Durante la entrevista, Fabra admitió que será el candidato del PP a la presidencia de la Generalitat en 2015. Una manifestación que tiene especial relevancia en el seno del PP, donde distintos dirigentes habían especulado con la posibilidad de que un mal resultado en las próximas elecciones europeas lo pudiese descabalgar como candidato. “Será la dirección nacional del PP la que decidirá el momento adecuado para nombrar a los candidatos, pero yo trabajaré para conseguir los mejores resultados", manifestó Fabra. “El ministro de Asuntos Exteriores [José Manuel García Margallo] está en el mismo partido que yo. Y si no son buenos los resultados no lo serán ni para él ni para mí”, prosiguió, “Bruselas no está en la Comunidad Valenciana”.

Las manifestaciones del presidente de la Generalitat sobre la corrupción provocaron una rápida reacción en los grupos parlamentarios de la oposición, que pidieron a Fabra que no espere a 2015 para limpiar de imputados la bancada popular en las Cortes Valencianas.

Bellver minimiza las declaraciones para aplacar el malestar interno

El portavoz adjunto del PSPV Rafael Rubio se preguntó “qué diferencia hay en que no haya imputados entonces y ahora sí los pueda haber”. “Si esa es su verdadera vocación ¿por qué no hace que abandonen las Cortes los diputados del PP que están imputados?”, prosiguió “¿O es que es más grave estar imputado a partir de mayo de 2015 que estarlo ahora?”.

El portavoz de Compromís, Enric Morera, advirtió que “recuperar la marca valenciana, la confianza y el prestigio de las instituciones no se podrá hacer con el daño tan terrible que sufren las instituciones dañadas por corrupción”.

Marga Sanz, portavoz de Esquerra Unida, calificó las manifestaciones de Fabra de “vergonzosas”. “La limpieza en las listas electorales es magnífica, pero qué pasa con la limpieza en su bancada, con los diputados que están imputados”, manifestó Sanz.

El portavoz del Grupo Popular, Jorge Bellver, consciente del malestar existente en su bancada, donde hay nueve imputados por corrupción, intentó quitar fuerza a las manifestaciones de Fabra. “No es nada nuevo”, continuó, “es algo que el partido tiene claramente asumido”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS