_
_
_
_
_

Colectivos sociales denuncian que la policía de Alicante maneja una lista negra

Varios multados con 1.000 euros por una manifestación ni siquiera estaban en la protesta

Miembros de diversos colectivos sociales se reunieron ayer en la plaza de la Montañeta de Alicante, lugar donde se fraguó el 15-M alicantino, para denunciar que las multas de 1.000 euros recibidas por manifestarse en la inauguración del AVE a Alicante son penas dirigidas a amedrentar a gente que protesta con asiduidad en las calles.

Hasta 33 personas han recibido multas por valor de 1.000 euros por los hechos acontecidos el pasado 17 de junio tras la llegada del primer AVE a Alicante que vino cargado de altos cargos y trajo como pasajeros especiales al príncipe, Don Felipe de Borbón y al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Aquella mañana acabó en un altercado por el que se detuvo posteriormente hasta a ocho personas, hoy acusadas de atentado contra la autoridad, delito que puede alcanzar los dos años de cárcel.

De estos 33 'sospechosos habituales' a los que la policía ha multado por cortar la calle aquel día, tres de ellas ni siquiera estaban presentes en la manifestación celebrada en la estación de la Renfe, en la que participaron desde Stop Desahucios al 15-M, pasando por colectivos de discapacitados de toda la provincia y formaciones políticas como Esquerra Unida. 

"De los denunciados que de momento conocemos", ha explicado Víctor Domínguez, "dos estaban en el trabajo y uno en el médico. Comunicamos a la subdelegación de Gobierno que íbamos a manifestarnos y no recibimos notificación contraria. Estábamos protestando en la acera y conforme empezaban a llegar coches oficiales nos fueron desplazando los propios policías hacia la calle", ha señalado este ciudadano que apuntó que los agentes tampoco hicieron identificación alguna.

Y, sin embargo, José María Copete, uno de los denunciados, ha manifestado que para no haber identificado a nadie "la policía sabía muy bien quienes éramos. En algunas denuncias hasta incluyen a que movimientos pertenecemos". Copete, miembro del 15M y Stop Desahucios, ha considerado que las multas se explican con lo ocurrido en el último mes en el que se ha llegado a ocupar la sede del SabadellCAM o impedido la inauguración de una línea del TRAM.

La próxima semana los movimientos presentarán alegaciones a sus multas y de no tener efecto acudirán a la Justicia por vía administrativa. El próximo 18 de octubre a las 19.00 se volverán a manifestar. Esquerra Unida ya señaló la semana pasada que en el Congreso de Diputados pedirán la comparecencia del ministro de Interior.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_