VITORIA

La fiscalía investiga las tarifas que Maroto puso al alquiler del Iradier Arena

Algunos artistas pagaron cantidades muchos menores a las estipuladas

La Fiscalía de Álava ha decidido abrir diligencias de investigación para esclarecer si el Ayuntamiento de Vitoria ha cometido algún delito en su gestión de las tarifas que ha venido cobrando desde marzo del año pasado hasta este verano a quienes alquilaron el Iradier Arena. El espacio, un multiusos que se utiliza como plaza de toros y como lugar para conciertos y grandes actos, está teniendo importantes problemas para atraer eventos que rentabilicen su construcción desde que se inaugurara hace seis años.

La tasa fijada hasta el pasado agosto por cada día de alquiler del recinto era de 17.630 euros -este verano se ha aprobado rebajar la cantidad un 75%, a 4.886 euros-, pero los ejemplos de lo que realmente ha cobrado el Ayuntamiento son cuando menos llamativos. Un concierto de Melendi o de Marea, sin rebajas, hubiese costado 52.890 euros, pero pagaron 176 euros. A la feria de la trufa negra de Álava le costó más caro su evento, ya que pagó 977 euros... frente a los 52.890 que le correspondían. Quien más tuvo que pagar fue el festival de rastafaris Rasteiz Festi Reggae, que ante esos 52.890 abonó 1.954. Otro ejemplo es el del Salón sin barreras, que debía haber abonado 141.040 euros y, por contra, pagó 266 euros.

La polémica surgió antes del verano por las críticas de la oposición a la gestión que el Ayuntamiento estaba realizando en torno a esta tarifa, y el PSE dio el paso de trasladar lo ocurrido a la fiscalía, que analiza ahora la documentación aportada. Entretanto, en agosto, el Ayuntamiento ha modificado las tarifas y, frente a los 17.630 euros que estaban recogidos en la normativa hasta verano, se aplicó una rebaja del 75%, por lo que el coste actual es de 4.886 euros. Después de este cambio, un nuevo concierto de Melendi el pasado septiembre recibió una rebaja, respecto del nuevo precio, del 75%. Estas reducciones son decisión del equipo de gobierno, que tiene en cuenta, según han venido planteando sus responsables, la importancia que el evento en cuestión tenga para impulsar la imagen de la ciudad.

El del Iradier Arena es uno de los tres frentes con los que el equipo de Javier Maroto está teniendo que lidiar este año ante las denuncias de los grupos de la oposición. El alcalde ha visto ya cómo los tres grupos de la oposición en bloque ha impulsado una comisión de investigación sobre el contrato de alquiler de una lonja en la céntrica calle San Antonio firmado cuando él era concejal de Hacienda durante el mandato de Alfonso Alonso. A este asunto, el PSE ha sumado en las últimas semanas la denuncia que trasladará a la Audiencia Nacional respecto a los contratos del Ayuntamiento de la época de Alonso con una empresa cuyos responsables en el momento de la firma están vinculados a la trama Gürtel.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50