Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mascarell sostiene que el Ministerio de Cultura aporta a Cataluña el 75% menos

La Generalitat recortará el próximo año su contribución a museos y fundaciones hasta el 4%

El Liceo el día del estreno de la nueva temporada.
El Liceo el día del estreno de la nueva temporada.

Los números cantan. Eso es lo que cree el consejero de Cultura de la Generalitat Ferran Mascarell. Por eso, tras conocer el proyecto de los presupuestos generales del Estado para 2014 no ha dudado en que las previsiones demuestran el “abandono del Ministerio de Cultura de Cataluña”, que alcanza una disminución, según sus cálculos, a un 75% menos en los tres últimos años.

Aportando un enorme gráfico en el que aparecen todos los equipamientos, festivales y entidades en los que el Ministerio de Cultura está comprometido a aportar recursos; el consejero de Cultura aseguró que en centros como el Macba, MNAC, Liceo, Teatre Lliure y fundaciones como la Joan Miró o la Tàpies, la reducción es solo del 46,4%. Si a este cómputo se le suma la disminución en festivales como Temporada Alta, la Feria de Teatro de Tàrrega o el Salón del Cómic, entre otros, la cifra se eleva al 95,3%, algo que califica Mascarell de “desplome sin preaviso”.

Según los datos conocidos hasta ahora para el año que viene también se han suprimido los el "fondo" del cine (7 millones), el de adquisición de libros (3,5) y los gastos de capitalidad (9,5) que recibía el Ayuntamiento de Barcelona, total otros 20 millones menos.

El sustituto de Joan Matabosch en el Liceo se hará por concurso público

En cuanto a los números con los que trabaja su departamento, Mascarell, tras reconocer que en el mismo periodo 2011-2014 la Generalitat ha disminuido un promedio del 29% su aportación a museos y fundaciones, ha asegurado que para el próximo ejercicio está previsto reducir “entre un 0% en centros como el MNAC, el Liceo, el Teatre Nacional hasta el 4%, dependiendo de los acuerdos con el Ayuntamiento”.

Para acabar con la situación actual, en la que “el Ministerio tiene la sartén por el mango y está acostumbrado a hacer lo que quiere; con un modelo que no funciona”, en el que “la cultura española y catalana necesita más inversión de estado y más herramientas que ahora están congeladas”. Para Mascarell, la única solución posible pasa porque sea el Parlament de Cataluña quien legisle.

En cuanto a la disminución de las aportaciones a museos estatales como el Prado o el Reina Sofía, Mascarell aseguró que: “No me las creó. Es difícil conocer la cifra final porque la liquidación es diferente a las asignación que figura en los presupuestos”.

En cuanto a la situación del Liceo, el consejero explicó que hoy se reúne el patronato del teatro barcelonés para dar a conocer el nombre del director general que ha de sustituir a Joan Francesc Marco que dejó el cargo el 7 de julio. Se da por seguro que será Roger Guasch, gestor de L’Aliança, aunque no ha descartado que pueda haber “alguna sorpresa”. En todo caso, dijo, que la persona escogida no tendría que saber de ópera pero sí de “financiación, patrocinio y dirección”. Según Mascarell, a partir de ahora habrá muchas cosas que cambiarán en el Liceo.

También anunció que el sustituto de Joan Matabosch al frente de la dirección artística del coliseo se decidirá por concurso público “y no con el método de amigo de alguien”. Cuando el próximo diciembre deje su cargo, tras haber fichado por el Teatro Real, las cuatro administraciones públicas que lo dirigen abrirán un concurso público para buscar a la persona que se ha de encargar de nutrir de música las próximas temporadas. “No hay prisa por sustituirlo porque ya están programadas las dos temporadas próximas. El tema estará resuelto en un periodo de entre dos y seis meses”.