Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

IDC Salud fichó al director del Clínic tras firmar un pacto estratégico

La CUP denuncia que ese acuerdo marcó el inicio de la "privatización" del hospital

La multinacional sanitaria IDC Salud —antigua Capio— fichó en 2011 al ex director general del hospital Clínic, Raimon Belenes, solo dos años después de que el centro sanitario y la compañía firmaran una “alianza estratégica” que contempla el intercambio de profesionales y pacientes. Este acuerdo marco fue el inicio de una estrecha colaboración que ha culminado ahora con el trasvase al hospital Sagrat Cor —de IDC Salud— de parte de la actividad del Clínic, sometido a unos duros recortes que le llevarán a perder 17,5 millones de presupuesto y 74 camas este año, según ha decidido el Departamento de Salud.

Belenes, director general y consejero delegado del Clínic entre 2008 y 2011, es ahora director general de Innovación de IDC Salud. La Candidatura de Unidad Popular (CUP) denunció ayer que esta alianza estratégica marcó el inicio de la “privatización de actividad del Clínic cuando aún gobernaba el tripartito”.

“Esto demuestra que la cohabitación público-privada da pie a situaciones de puertas giratorias como vía directa para la corrupción y las privatizaciones encubiertas”, criticó la CUP en un comunicado. El convenio, y las sucesivas ampliaciones, establecen que la entonces Capio y el Clínic se otorgarían un “trato preferente” que contempla la derivación de pacientes de uno a otro centro. La colaboración entre ambos hospitales incluye las patologías digestivas y cardiológicas, la hemodinámica y las guardias hospitalarias.

Belenes no es el único ex cargo del Clínic que figura ahora en la nómina de IDC. Iñaki Garcia, exdirector económico del Clínic, es en la actualidad gerente del Sagrat Cor.

Convenio marco

El acuerdo establece, entre otras medidas, que el jefe de servicio del hospital Clínic colaborará con su homólogo en el hospital General de Cataluña —otro centro de IDC Salud— para “estabilizar y cohesionar el servicio de cardiología entre los diferentes facultativos de los dos centros” y que el hospital público solo asumirá “la patología cardiológica de alta complejidad que no se pueda realizar en el hospital General de Catalunya”.

IDC Salud respondió ayer que el convenio marco es muy similar al que el hospital Clínic ha firmado con otros centros y que el hospital General de Catalunya ya operaba a pacientes en lista de espera del Clínic antes de este acuerdo. Belenes, por su parte, afirmó que su paso a IDC Salud no incumple la Ley de Incompatibilidades.