Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 61% de los directivos vascos sitúa la recuperación de la economía en 2015

El sector Industrial es el más optimista, según la encuesta realizada por KPMG

El Puerto de Bilbao, un termómetro en la situación de las exportaciones.
El Puerto de Bilbao, un termómetro en la situación de las exportaciones.

La sensación de una próxima recuperación de la economía vasca toma cuerpo sobre todo entre los directivos con cargos de responsabilidad en Euskadi, Una encuesta realizada por la consultora KPMG destaca que el 61 % de los empresarios vascos sitúa la recuperación económica en esta comunidad en 2015, mientras el 21 % cree que llegará, incluso, antes, en 2014, según la primera edición del informe 'Perspectivas País Vasco', que analiza la situación actual y previsiones de mejora de la economía española y vasca a través de las opiniones de los principales directivos del País Vasco.

Esta encuesta recoge que los empresarios esperan antes la recuperación económica del País Vasco que la de España, la cual un 46 % sitúa a partir de 2016. A pesar de ello, los directivos vascos perciben la situación actual económica del País Vasco "algo peor" que la española.

"Las empresas vascas cuentan con estructuras fuertes, no obstante, tal y como ponen de manifiesto las conclusiones del informe, ante la difícil coyuntura económica se hace necesario apostar por otros factores como la innovación y la internacionalización, especialmente en los mercados emergentes", ha manifestado Cosme Carral, socio responsable de KPMG en el País Vasco.

"La economía vasca cuenta con sectores que sin duda tendrán un papel clave en la recuperación, como el Industrial o el de la Automoción, que han sido históricamente los motores económicos y que sin duda, liderarán las nuevas vías de crecimiento", ha añadido.

Se hace necesario apostar por factores como la innovación y la internacionalización

Aunque parece que los directivos vascos comienzan a ver una incipiente recuperación, tan sólo el 27 % cree que sus ventas netas aumenten a finales de 2013, frente al 40 % que cree que se mantendrán. Un tercio de los encuestados (33%) cree que disminuirán y, el 36 % de los mismos prevé además una caída mayor del 5 %.

La coyuntura económica ha obligado a las compañías a realizar ajustes para afrontar sus efectos. En el caso del País Vasco, buena parte de las empresas ya han tomado las medidas necesarias, ya que casi la mitad de los encuestados (48%) afirma no implementar ajustes este año.

Entre aquellos que sí tomarán medidas, el 94 % señala el recorte de costes como la principal iniciativa a desarrollar; mientras que el 59 % prevé reducir sus plantillas. Otro 12 % anticipa medidas de desinversión y refinanciación de deuda.

Además de los ajustes y, pese a que el 79 % asegura que su estrategia ante la crisis se basa en centrarse en su negocio principal, tres de cada cuatro empresas vascas apuesta por la innovación para hacer frente a las dificultades, ya sea en términos de producto (45%), procesos (36%) o mercados geográficos (3%). El 21 % centrará su estrategia en la reestructuración.

El sector Distribución es el más pesimista. Nadie ve su situación actual como buena

En lo que respecta a la inversión, el 64 % de las empresas la mantendrá en términos similares a los del año anterior, mientras que el 15 % señala que la aumentará. De ellos, el 40 % avanza que su nivel de inversión crecerá por encima del 5 por ciento.

Por el contrario, del 21 % de ejecutivos que anticipa unareducción de sus inversiones, la mayor parte (el 57% de los encuestados)cree que las reducirá más del 5 %.

La presencia internacional de las empresas vascas parece haberse consolidado ya que, a pesar de los efectos de la crisis, el 39 % tiene intención de expandirse, mientras que el 61 % afirma que su presencia en otros países se mantendrá en términos similares.

Un dato relevante que pone en evidencia esta tendencia es que el 36 % de los encuestados señala que más de la mitad de su facturación proviene ya del extranjero. Los destinos elegidos para la diversificación de sus mercados son, esencialmente, los mercados emergentes, con especial preferencia por Latinoamérica y BRIC (Brasil, Rusia, India, China) para el 21 % de los encuestados.

La UE y Norteamérica son los destinos prioritarios para el 18 % de las empresas incluidas en el estudio; mientras que Oriente Medio centra las miradas del 15 % de los empresarios encuestados.

El 49 % de los directivos vascos califica la situación actual de su sector como regular y el 67 % considera que en seis meses se mantendrá igual. A un año vista, las perspectivas mejoran y el 44 % prevé una mejoría en un sector.

Por sectores productivos, los empresarios de la rama Industrial son los más optimistas; un 16 % considera que su situación actual es 'buena', porcentaje bastante más alto que el de otros sectores; un 50% considera que la situación de su sector mejorará en seis meses; y el 100 % cree que lo hará en el plazo de un año.

En el caso de la Automoción, la amplia mayoría (67%) considera 'regular' la situación actual del sector, frente al 33 % que opina que es 'mala'. En este caso, el 100 % de los encuestados cree que el panorama se mantendrá igual a seis meses vista. A un año vista, esperan una estabilización de la situación, ya que el 67 % cree que se mantendrá igual, frente al 33 % que espera que continúe la mejora.

El sector Distribución es el más pesimista ya que ninguno de los entrevistados califica su situación actual como buena. Lejos de ello, el 67 % considera que es 'mala' y el 33 % 'regular'. A seis meses vista, sin embargo, aunque la mayor parte cree que se mantendrá igual.

En cuanto a la inversión, el sector de la Automoción parece el más dispuesto a aumentar sus partidas, ya que el 67 por ciento tiene intención de aumentarla, frente al 33 % que prevé reducirla.

En el sector Industrial, los directivos son más prudentes en sus previsiones y la mayor parte (67%) tiene intención de moverse en niveles similares de inversión, frente al 16 % que espera aumentarla y el 17 % que tiene previsto reducirla. Los encuestados del sector Distribución parecen más optimistas y el 34 % espera aumentar sus inversiones.

A su vez, los directivos del sector Industrial prevén un gran salto internacional de sus empresas durante este año, ya que el 83 % señala que tiene intención de aumentar su presencie en otros países. Le sigue de cerca el sector Automoción, en el que el 67 % de los encuestados tiene intención de aumentar su presencia internacional.

Los empresarios del sector Distribución se inclinan más hacia un mantenimiento de sus políticas de expansión, aunque el 33 % sí que estiman que aumentarán su presencia en el exterior.