_
_
_
_
_

Globalvía adquiere el 30% del capital del tranvía de Barcelona

La operación, valorada en más de 125 millones de euros, supone un baile de accionistas Banco Sabadell y Société Générale dejan el capital y Comsa-Emte lo reduce

Los tranvías de Barcelona tienen desde ayer un nuevo accionista de referencia. El grupo de gestión de infraestructuras del transporte Globalvía ha adquirido el 30% del accionariado de las sociedades Tramvia Metropolità y Tramvia Metropolità del Besòs en una operación valorada en más de 125 millones de euros. La operación, en negociaciones desde antes del verano, supone un auténtico baile de accionistas en una infraestructura que mueve cada año a 24 millones de usuarios.

Bansabadell Inversió Desenvolupament, propiedad del banco vallesano, y la francesa Société Générale han decidido vender completamente sus respectivas participaciones del 4,75% y el 0,95% que tenían en ambas sociedades. Asimismo, reducen de forma significativa su participación, hasta el 1%, las constructoras Comsa-Emte (partía de alrededor del 12%) y FCC Construcción (18%), si bien esta última mantendrá una participación indirecta porque FCC es accionista de Globalvía junto a Bankia, a partes iguales.

El grupo francés Alstom eleva su participación en Tramvia Metropolità del Besòs —la sociedad encargada de la gestión del tramo del norte de Barcelona—: pasará de controlar un 15% a un 20%. De la misma forma, el grupo Moventia pasa de tener un 17% a detentar el 20% del capital en Tramvia Metropolità —tramo sur—. Los operadores públicos Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) mantendrán su posición actual, con el 2,5% de las acciones, en ambas compañías.

La operación llega cuando aún está pendiente cómo se conectarán los dos tramos de tranvía, a la espera de que el Ayuntamiento de Barcelona acabe de tomar una decisión. Inicialmente la unión debía pasar por la avenida Diagonal de Barcelona, un plan que el Gobierno municipal de Convergència i Unió ha desechado, para tomar una alternativa que pasaría por la calle Provença y la Gran Via de les Corts. Esa inversión daría continuidad a la línea e incrementaría su atractivo para los usuarios, ya que le daría continuidad en una zona con mayor número de usuarios potenciales, el centro de la ciudad. Los actuales gestores siempre han defendido que esas obras serían las más rentables que se pueden realizar en Barcelona teniendo en cuenta el coste y los clientes que se ganarían.

Globalvía, a través de un comunicado, señaló que la operación supone consolidar su liderazgo en España. En 2011 el grupo logró levantar 400 millones de euros para inversiones de dos fondos de pensiones holandés y canadiense, una cifra que podría aumentar hasta los 750 millones de euros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Dani Cordero
Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_