Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Palau de les Arts no se integrará en CulturArts tras un cambio en la legislación

El teatro de la ópera mantendrá su personalidad jurídica por el difícil encaje en el conglomerado

La Fundación del Palau de les Arts Reina Sofía no formará parte del conglomerado CulturArts, contrariamente a lo que estaba planificado en un principio. El teatro de la ópera mantendrá una independencia en su funcionamiento y una personalidad jurídica propia similar a las de otros coliseos nacionales.

Para ello, se modificará la actual Ley de Medidas de Reestructuración y Racionalización del Sector Público Empresarial y Fundacional de la Generalitat, que fue aprobada por Las Cortes Valencianas el pasado 8 de mayo y que recogía las medidas promulgadas por el Consell mediante un decreto ley de septiembre de 2011 y del reglamento posterior del 2012.

El propósito es incorporar este cambio a través de la próxima Ley de Acompañamiento a los presupuestos del 2014, según fuentes de la Generalitat. De esta manera, se permitiría eludir la obligación de la Fundación del Palau de les Arts de extinguirse y de incorporarse a CulturArts antes del 31 de diciembre del presente año.

El encaje de la fundación del Palau de les Arts en el conglomerado cultural ha suscitado dudas desde que la anterior consejera de Cultura, Lola Johnson asumió las directrices marcadas por Presidencia de reducir las empresas y fundaciones públicas en su ámbito de competencia con el propósito teórico de ahorrar costes. Bajo este mandato, se integraron en CulturArts los institutos de la música, de la restauración y del audiovisual, además de Teatres de la Generalitat y de la mercantil Castelló Cultural. CulturArts acaba de finalizar la ejecución de un expediente de regulación de empleo (ERE) que al final ha afectado en torno a un 20% de los trabajadores.

La Fundació de la Llum de les Imatges debe recorrer el mismo camino de incorporación, si bien primero se han de salvar los problemas surgidos para la disolución de la entidad, participada por varias administraciones. El IVAM también quedó fuera del conglomerado con el argumento de que un cambio en su personalidad jurídica podría hacer peligrar las donaciones recibidas.

Mientras tanto, continúa cerniéndose el ERE en el Palau de les Arts. En torno a unos 63 despidos pertenecerían al departamento de Administración y más de una treintena al técnico, si bien las negociaciones pueden modificar las cifras. En principio, se anunció que el ERE afectaba a 117 trabajadores de los casi 300 de la ópera (incluidos los 55 músicos de la orquesta). Se apunta también la posibilidad de suprimir la figura de administradora de la ópera que hoy desempeña Concha Gómez. El comité de empresa ha convocado para hoy una huelga por el incumplimiento del plan de empleo firmado por la empresa en el que se garantizaba la estabilidad hasta enero de 2014 a cambio de una reducción salarial y por el despido del 50% de la plantilla. [excluyendo la orquesta].