Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Síndica pide revisar la normativa de multas de transporte público

La defensora ha recibido 94 quejas de usuarios de TMB multados en un año y medio

La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, ha recomendado revisar la normativa de sanciones que regula los transportes públicos colectivos de la ciudad y que multa con 100 euros viajar sin billete o sin la documentación que debe acompañar a los títulos de tarifación social.

Vilà cree que se debe diferenciar entre viajar sin billete por motivos fraudulentos y las acciones involuntarias sin perjuicio económico para el operador de transporte, como no llevar la documentación que ha de acompañar un título de transporte de tarifación social o personalizado que había sido validado. Por eso, ha recomendado al consistorio barcelonés que inste a las administraciones competentes a revisar las normativas de ámbito metropolitano y autonómico que regulan el régimen de sanciones en los transportes públicos con el fin de promover una interpretación de la ley que permita establecer un tratamiento diferenciado de unos casos y otros.

La defensora ha recibido en un año y medio 94 quejas de usuarios de los autobuses, el metro y el tranvía de Barcelona que han sido denunciados por los interventores de autobuses y metro de TMB y TRAM y no están conformes con la penalización que han recibido. Tras estudiarlas, Vilà ha presentado un informe al Ayuntamiento de Barcelona. La mayoría de quejas atendidas por la defensora son contra TMB y algunas hacen referencia a títulos de transporte de tarifación social (Tarjeta Rosa/T-4 o T-12, que utilizan las personas jubiladas y discapacitadas o los niños) y títulos integrados personalizados (T-Mes o T-Trimestre).

A muchos ciudadanos se les ha denunciado a pesar de haber validado el billete porque, cuando se lo pidió el interventor, no pudieron presentar la documentación que tiene que acompañar el título de viaje, pese a tenerla. La aplicación de la normativa vigente, sobre todo en el caso de la
Tarjeta Rosa/T-4, prevé que el titular pueda ser penalizado, aunque la persona no genera un perjuicio económico a la empresa operadora.

Maria Assumpció Vilà propone que los viajeros con títulos de transporte de tarifación social o personalizado lo puedan acreditar antes de la tramitación de la sanción. Además, la defensora es partidaria de ampliar hasta 48 o 72 horas el período de tiempo para beneficiarse del pago de la percepción mínima con la bonificación del 50 %. Vilà señala que "con esta sugerencia, la Síndica quiere que las denuncias por viajar sin título o billete persigan el fraude y evitar que la ciudadanía piense que detrás de algunas de estas actuaciones puede haber un afán recaudatorio".