Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Extinguidos los incendios de O Pindo, Carnota y Porto do Son

El balance provisional de la superficie arrasada en el paraje natural de Carnota es de 2.377 hectáreas

Medio Rural da por "extinguidos" el pavoroso incendio que arrasó el paraje natural del Monte Pindo, así como los que ardieron durante varios días en Negreira y Porto do Son. El fuego forestal que destruyó el llamado Olimpo celta de Galicia, se extendió hasta ese otro paraje único que es la cascada de Ézaro y obligó a desalojar medio centenar de viviendas en este último pueblo de Dumbría en la madrugada del sábado, se dio por apagado a las ocho de la tarde de hoy.

El alcalde de Carnota, Ramón Noceda, ha asegurado a Europa Press que vecinos del municipio localizaron un temporizador con mecha en Mallou y apagaron un pequeño fuego que “sólo quemó unos metros”. “Siguen intentando quemar”, ha lamentado el alcalde, y ha señalado que del Monte Pindo “no queda nada”. Según él, la investigación de la causa del incendio que alcanzó O Ézaro y una parte de Mazaricos está activa porque un equipo de agentes visitó A Cima de Arca, donde se localizó el inicio del fuego que calcinó 2.377 hectáreas, según el balance provisional de la consellería.

Mañana lunes, Noceda prevé notificar a la Xunta su petición de que se declare Carnota zona catastrófica y se active el fondo de emergencias para prevenir el desastre que podrían ocasionar las riadas cuando empiece a llover. La Asociación Monte Pindo, que nació para que este paraje fuese declarado parque natural, ha pedido hoy también que expertos “evalúen los daños” ambientales y la suerte de las especies de la zona. El colectivo convocó una manifestación el 6 de octubre en Santiago. Previamente, el 28 de septiembre, partirá desde diversos puntos “una marcha reivindicativa” al Pindo, en la que los participantes llevarán prendas verdes para devolver el color a un paraje teñido del negro.

Tras su extinción, los incendios de O Pindo, Negreira, Porto do Son y Gondomar suman en conjunto más de 3.300 hectáreas arrasadas, según el balance provisional. El último de estos en declararse, el de la parroquia de Peitieiros (Gondomar) fue el más fácil de controlar. Afectó, según datos provisionales, 26 hectáreas de monte arbolado. Los demás citados estuvieron activos durante varios días.

 Asimismo, los servicios de extinción de incendios lograron contener en la tarde de hoy un conato iniciado en el municipio ourensano de Esgos y que solamente afectó a una superficie de 0,02 hectáreas. Según Medio Rural, las llamas se iniciaron a las 17.10 horas y quedaron apagadas a las 19.

Además, quedó controlado a las 18.16 horas otro conato de incendio que afectó a 0,6 hectáreas en Ventosela, Redondela (Pontevedra). Este fuego se inició también hoy por la tarde, a las 17.46 horas.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >